Economía
Miércoles 19 de Abril de 2017

El consumo de pan bajó 30 por ciento en Rosario y los industriales del sector alertan sobre la crisis

El presidente de la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco, aseguró que el consumo de pan en Rosario cayó 30 por ciento respecto del año pasado y alertó sobre la grave situación que atraviesa la actividad.

El presidente de la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco, aseguró que el consumo de pan en Rosario cayó 30 por ciento respecto del año pasado y alertó sobre la grave situación que atraviesa la actividad. "No quiero se alarmista, pero lo que pasa se parece mucho a lo que pasaba en 2001", advirtió.

Los industriales panaderos de todo el país comparten la misma angustia por un cuadro dramático, en el que se potencian la brutal caída de la demanda y el feroz aumento de los servicios públicos. Hace quince días, la federación nacional que agrupa al sector se reunió para analizar la situación, que en las provincias fronterizas de agrava con la migración de compras a localidades de otros países.

En Rosario hay cerca de 800 panaderías. Di Cosco advirtió que muchas comenzaron a atrasarse en el pago de servicios públicos. "Sin recaudación suficiente para afrontar los incrementos, muchas han firmado convenios de pago con la EPE y Litoral Gas", dijo y señaló que "hace muchos años que no se veía una situación similar".

Con esta depresión crece también la marginalidad en el sector. "Hay establecimientos que bajan las persianas al público porque no pueden afrontar los costos pero siguen produciendo y venden a los negocios o autoservicios en forma clandestina, con los riesgos sanitarios que eso implica", se quejó. Explicó que, según las estimaciones del sector, la participación de ese circuito marginal en el mercado total se duplicó y llega casi al 40 por ciento.

Los industriales panaderos de todo el país se reunieron con el secretario de Comercio de la Nación para pedirle que convoque a una mesa de diálogo con los proveedores, gremios y el Estado a fin de avanzar en alguna línea de acción para aliviar la crisis. Pero Di Cosco dijo que no obtuvieron respuesta.

"Parece mentira en este país, pero al igual que lo que está pasando con la leche, la gente reduce su consumo de pan", alertó. Y recordó que la caída comenzó a notarse en marzo pasado y recrudeció en octubre. Mientras, se dispararon los costos por las tarifas.

Comentarios