Economía
Domingo 15 de Enero de 2017

El consumo de carne vacuna por habitante cayó un 4,1 por ciento

Se estima que hoy es de 57,1 kilos per cápita, por lo que cayó un 4,1 por ciento en la medición interanual. Variación de precios.

El consumo por habitante de carne vacuna fue de 57,1 kilos en 2016 y cayó 4,1% en la medición interanual, indicó la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra). La producción fue de 2,667 millones de toneladas de res con hueso, por lo cual experimentó una caída de 2,2% interanual.

En el último estudio del año pasado, la entidad indicó que "en lo referente al consumo por habitante de carne vacuna, en 2016 fue de 57,1 kilos, lo que arrojó una caída de 4,1% interanual".

Ciccra puntualizó que entre noviembre y diciembre del año pasado, todas las carnes exhibieron alzas de precios en el mostrador. Las carnes aviar y porcina mostraron aumentos de 2,6% y 2,5% mensual, en tanto que la carne vacuna registró un ajuste de 0,9%. Durante el último mes de 2016 la carne vacuna se abarató con relación a la porcina en 1,7% y a la carne aviar en 1,6%.

La cámara que conduce Miguel Schiaritti destacó que el Ejecutivo "resolvió mejorar el tipo de cambio por medio de la reimplantación de los reintegros a las exportaciones, lo que mejora las posibilidades de exportación". En los primeros once meses del año pasado las ventas en el exterior de carne vacuna exhibieron una recuperación de 8% anual.

"Ante el volumen de producción esperado, para evitar la caída de los precios del ganado, será necesario duplicar las exportaciones", consideró Ciccra.

La industria frigorífica vacuna cerró el año con el mayor nivel de faena en 15 meses "en gran medida por el fuerte crecimiento de la faena de hembras", explica el informe.

Para el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC ), el consumo de carne vacuna bajó 7% anual en 2016 y se faenaron unas 11,7 millones de cabezas, un 6% menos que en 2015, uno de los niveles más bajos de la historia productiva del país.

Mario Ravettino, presidente del consorcio, aseguró que la caída de la actividad en la industria frigorífica resulta evidente al comprobar que la cantidad de animales sacrificados durante 2016 fue un 12% menor que el promedio alcanzado entre 2004 y 2015.

"La instrumentación de reintegros sobre las exportaciones de carnes bovinas podría contribuir a un cambio en las expectativas que alteren nuevamente el curso de esta variable, haciendo a la industria exportadora más competitiva", concluyó el presidente del ABC.

Comentarios