Economía
Martes 11 de Julio de 2017

El consumo de carne cayó 2,8 por ciento el mes pasado

El consumo de carne vacuna por habitante cayó un 2,8 por ciento en junio, respecto del mismo mes del año pasado, hasta los 55,8 kilos, unos catorce kilos menos que el récord alcanzado en 2009.

El consumo de carne vacuna por habitante cayó un 2,8 por ciento en junio, respecto del mismo mes del año pasado, hasta los 55,8 kilos, unos catorce kilos menos que el récord alcanzado en 2009. Así lo indicó un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), difundido ayer.

"El promedio móvil de los últimos doce meses arroja un guarismo de 55,8 kilos por habitante por año en junio, que respecto a los doce meses atrás mostró una caída de 2,8 por ciento", indicó la entidad.

El mercado argentino había alcanzado el récord de consumo de carne por habitante en 2009, cuando el guarismo se ubicó en los 70,2 kilos. La línea descendente arrancó en 2014, cuando el consumo se había ubicado en 60,5 kilos per cápita; en 2015 retrocedió a 58,3 kilos; en 2016, a 57,5 kilos; y en 2017, 55,9 kilos.

Ciccra precisó además que la industria frigorífica produjo 1,38 millones de toneladas de res con hueso de carne vacuna en el primer semestre del año, lo que arrojó una suba de 3,1 por ciento interanual. La cantidad ofrecida de carne vacuna creció en 41.656 toneladas de res con hueso en relación a enero-junio de 2016.

Exportaciones

Al mercado interno se volcó un total de 1,266 millones de toneladas de res con hueso de carne vacuna en la primera mitad del año, un aumento de 3,1 por ciento anual. Del total producido, el consumo interno representó 91,6 por ciento. Las exportaciones de carne vacuna se mantuvieron en torno a las 13.500 toneladas peso producto, un 6,7 por ciento menos que en mayo.

Comentarios