Economía
Domingo 05 de Febrero de 2017

El comercio minorista es el sector con más problemas

Entre los diversos rubros el que más cayó fue la compraventa de electrodomésticos.

Si bien los concursos y quiebras bajaron un tercio en 2016 con respecto a 2015, el comercio minorista concentró la mayor cantidad de casos. Entre los diversos rubros el que más cayó fue la compraventa de electrodomésticos.

Para el titular de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), Ricardo Diab, el año pasado terminó con un 7 por ciento promedio de volumen negativo en cuanto a ventas, medidas en cantidades.

Los rubros más castigados, enumeró, fueron ferretería, electricidad, materiales para la construcción y electrodomésticos. "Juguetería repuntó hacia el final y perfumería anduvo todo el año más o menos", planteó. El que menos cayó fue alimentos y bebidas, que promedió una baja de 2 por ciento con respecto al año anterior.

En el otro extremo se ubicó el rubro electrodomésticos y electrónicos, que vendió un 14,1 por ciento menos de unidades en relación a 2015, según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (C ame).

Hernán Calatayud, presidente de la cámara del sector, indicó que línea blanca y de lavado fueron los productos que más perdieron, en tanto que televisores y equipos de aire acondicionado sostuvieron su performance.

De todas maneras, resaltó el comerciante, disminuyeron las ventas pero no hubo un derrumbe. En su opinión se produjo un "amesetamiento" a un nivel inferior del que se venía registrando en los últimos cinco años, cuando la demanda superaba a la oferta y recalentaba los precios.

Tanto Diab como Calatayud plantearon expectativas moderadas para 2017. El presidente de AER señaló que en la entidad son "levemente optimistas" y apuestan a los efectos beneficiosos del blanqueo y la esperada recuperación del poder adquisitivo del salario en un año electoral.

Calatayud, por su lado, auguró un "rebote, pero tampoco tan fuerte" de la actividad económica. En su visión, debería lograrse un equilibrio en los acuerdos paritarios, para que los aumentos salariales estimulen el consumo pero no afecten la competitividad de la industria.

Comentarios