Economía
Sábado 01 de Julio de 2017

El Ceo de Techint afirma que la apertura importadora afecta la gobernabilidad

El CEO de Techint dijo que la importación indiscriminada tiene riesgos. Empresarios piden proteger a la industria nacional.

El CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, advirtió ayer que "ningún gobierno puede hacer una apertura indiscriminada sin poner en riesgo su gobernabilidad y su consenso". Al hablar en el encuentro anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (Acde), el poderoso empresario alertó sobre uno de los pilares de la política económica nacional, que es la apertura del mercado a los productos extranjeros. Su colega Hugo Sygman, del grupo Insud, llamó en el mismo foro a proteger la industria nacional.

Rocca disertó en un panel sobre trabajo e inclusión, y en ese marco advirtió que "la transformación de los últimos 25 años es impresionante y genera desigualdad".

El titular de Techint sostuvo que los empresarios deben concentrarse en "aumentar la competitividad" de sus empresas porque "de ahí se deriva la generación de empleo".

Tras señalar que una empresa "se legitima abriendo camino a la movilidad social", Rocca señaló que "ninguna empresa sobrevive en conflicto con la comunidad".

Respecto del cambio tecnológico, puntualizó que "está afectando la creación de empleo y la gobernabilidad", y aseguró que "cuando la velocidad de transformación es muy fuerte quedan muchos desplazados, y esto es un factor de gobernabilidad".

Rocca consideró que "construir consensos cuando hay sectores de la sociedad que no encuentran su lugar por el cambio tecnológico es todo un desafío". Y subrayó que el fenómeno de los desplazados "sucede en todo el mundo, en Estados Unidos, Europa y en nuestro país".

Por su parte, el CEO del Grupo Insud, Hugo Sygman, advirtió que tener un 30 por ciento de pobreza es un "fracaso de la sociedad".

Dijo que la economía argentina está en un dilema, porque, "por un lado, hay un país en el que el gobierno apunta a mejorar el déficit, pero esto genera que la actividad económica y el emprendedurismo se dificulte".

Sostuvo que ante esa situación, el consumo "no se desarrolla y los nuevos empleos no se pueden generar".

"Siento que hay que tomar un cierto riesgo, que es el riesgo de aumentar la actividad, y no sólo la actividad económica, si no somos un país que generamos productos con mayor valor agregado es difícil que tengamos un rol diferencial en el mundo", indicó.

"Aquellos sectores que tienen éxito son aquellos en los que la integración entre conocimiento científico y empresa se dio de manera jerarquizada", señaló.

Sobre el tema de la investigación y desarrollo (I D), Sygman aseguró que "la Argentina invierte poco en tecnología, el 0,6 por ciento de su PBI".

Hizo notar que "en el mundo, el 75 por ciento de la inversión en I D es privada y el resto pública", mientras que la ecuación en Argentina "es opuesta, 85 por ciento público y 15 por ciento privada".

"Hace falta regularizar la economía para proteger la industria nacional", enfatizó. Y aseguró que "hay mecanismos para cuidar las tramas productivas; esto es así en Europa y EEUU; en el mundo esto es constante y permanente".

"No le tengo miedo a la competitividad, es muy posible que la Argentina tenga un lugar competitivo en el contexto internacional pero no podrá ser competitivo en todo, por lo que hay que elegir los sectores", dijo Sygman.

En tanto, Lourdes Luque, consultora independiente para Corpei (promoción de exportaciones) en Ecuador, dijo que "hay que poner el foco en los negocios inclusivos sin perder el objetivo número uno de los empresarios que es generar riqueza".

Por su parte, el cofundador de la empresa Globant, Martín Umarán, puntualizó que "el Estado debería liberar de cargas, de impuestos, para que florezcan más rápidamente los emprendedores", y minimizó el miedo a los cambios tecnológicos.

"La velocidad en que se difunde el conocimiento es otra, y eso va a acelerar la capacitación" para que el uso de las nuevas tecnologías no desplace el trabajo humano, dijo el titular de la compañía tecnológica que tuvo su origen en Rosario.

Comentarios