Economía
Miércoles 26 de Julio de 2017

El Banco Central mantuvo la tasa por la suba de la inflación en julio

La autoridad monetaria la dejó en 26,25 por ciento anual. Dijo que es porque prevé un alza del IPC . El gobierno dice que el dólar no afecta los precios

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió mantener inalterada la tasa de política monetaria en 26,25 por ciento anual debido a que observó que la inflación de julio será más alta que la de junio.

"Los indicadores de alta frecuencia de fuentes privadas y estatales monitoreados por el BCRA sugieren que la inflación de julio será superior a la de junio", justificó la autoridad monetaria en un comunicado.

El BCRA explicó que, como se explicó en la presentación del Informe de Política Monetaria de julio, la suba de la tasa de referencia en abril, combinada con la menor inflación esperada para el resto del año, dio lugar a un incremento en la tasa de interés real.

"La autoridad monetaria considera apropiado no disminuir este sesgo antiinflacionario", afirmó el parte de prensa antes de comunicar que mantendrá inalterada su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 26,25 por ciento.

El Banco Central endureció su perfil el martes 11 de abril cuando elevó la tasa de referencia en 150 puntos básicos debido a que todos los indicadores de inflación apuntaban sobre la banda propuesta por la autoridad monetaria. Y durante las últimas semanas el BCRA operó en el mercado secundario de Letras del Banco Central (Lebac), donde también propició una suba en los rendimientos.

Dólar peleado

Estas decisiones se adoptan en medio de una escalada del dólar, que ayer tuvo apenas un respiro. La divisa retrocedió 25 centavos hasta los 17,65 pesos para la venta en la city porteña, luego de cerrar el lunes en el máximo histórico de 17,89 pesos.

En el segmento mayorista, de todos modos, se mantuvo en la zona de máximos históricos, a 17,48 pesos. En el circuito paralelo, la moneda saltó a 18,15 pesos, en medio de algunas voces de analistas de la city que se quejan de restricciones de los bancos y de la Afip para la compra de dólares.

Operadores mencionaron que en el mercado secundario las tasas de las Letras del Banco Central (Lebac) operaron con un leve repunte, en torno de 26,50 por ciento para el plazo más corto, agosto de 2017.

El gobierno analizó la situación del mercado de cambios ayer en una reunión de gabinete. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró allí que la suba no provocará un "pico inflacionario" porque existe un "desenganche" entre tipo de cambio y precios de la economía doméstica.

Quien comunicó la tesis de Dujovne fue el titular de Medios Públicos, Hernán Lombardi, en declaraciones efectuadas en la Sala de Periodistas de la sede gubernamental. El pensador fue más allá. Dijo que si se volviera "a las viejas épocas, con las reservas del Banco Central se manejaría a voluntad". Pero aseguró que ahora "se ha tomado las metas del Banco Central" como mecanismo para generar certidumbre.

No son muchos los que piensan así. La ex presidenta del organismo monetario Mercedes Marcó del Pont advirtió que si el ente no interviene en el mercado cambiario el valor del dólar seguirá subiendo indefinidamente por "la altísima fuga de capitales" que se registra en la actualidad.

En declaraciones a la radio Futurock, la economista dijo que "la suba de ahora está vinculada a inconvenientes de fondo: los problemas del sector externo se agravaron y no sólo por el mayor déficit comercial y porque se pagan más intereses de la deuda, sino porque la fuga de capitales es brutal, altísima". Denunció que la Argentina "se está endeudando para financiar la fuga de capitales".

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que en el gobierno no hay "preocupación por el dólar" y que la escalada de su precio "está dentro de lo que proyectaban en el presupuesto".

Granos y acciones

El descanso del dólar tranquilizó los negocios en el mercado local de granos. La soja bajó un escalón para abrir en $ 4.200 por tonelada, marcando un descenso de 50 pesos respecto a la jornada del lunes. Los futuros de soja en Chicago cerraron en baja producto de ventas técnicas y caídas en los demás precios de los granos, mientras que las condiciones climáticas favorables ya daban un sesgo negativo a la operatoria condicionando a los mercados de los granos gruesos.

El mercado accionario, en tanto, no levanta cabeza. En otra rueda de bajo volumen en el segmento de acciones el índice Merval de la Bolsa de Comercio porteña retrocedió 0,31 por ciento y en el mes acumula bajas por 3,1 por ciento. Con esta baja el indicador de las acciones líderes terminó en 21.243,25, con un volumen de negocios en acciones por $328,4 millones y de $8.425,2 millones en títulos públicos.

Los operadores del mercado responsabilizan de las bajas a la política pero, sobre todo, a la presentación de los balances de junio de las compañías.

De hecho, Central Costanera reportó en el segundo trimestre una pérdida neta de $ 63 millones. Por eso el papel de la energética cayó ayer 3,63 por ciento y lideró las bajas, seguido por la acción de Transportadora de Gas del Norte.

Comentarios