Economía
Jueves 13 de Abril de 2017

Dujovne: "No podemos volvernos populistas por una elección"

El ministro de Hacienda se alineó con el titular del Banco Central. Dijo que la prioridad es atacar la inflación, aunque "hay costos que hay que pagar"

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, respaldó la decisión del Banco Central de subir la tasa de interés para combatir el rebrote inflacionario del primer trimeste y rechazó las críticas industriales por el efecto recesivo que tendrá en la economía. El funcionario aseguró: "No podemos volvernos populistas por una elección".

La autoridad monetaria elevó 150 puntos básicos la tasa de interés de referencia, al 26,25 por ciento, luego de que la inflación del primer trimestre cerrara por encima del 6 por ciento, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). La decisión dividió la opinión de los economistas, entre los que advierten que profundizará la recesión y los que entienden que la prioridad es domar el potro de la suba de precios. A nivel sectorial, el endurecimiento de la política monetaria recibió la crítica de altos dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Frente a eso, Dujovne defendió también la suba de tasas porque, si no —advirtió—, "la inflación sería mucho más alta". También aseguró, sin demasiado sustento, que el índice de aumento generalizado de precios "es muchísimo más bajo que lo que teníamos todos los meses con el kirchnerismo".

El ministro aseguró que "la economía no puede crecer si no crece el consumo", pero que también es necesario que aumenten "las inversiones y las exportaciones", a la vez que consideró que el tipo de cambio en la Argentina "es competitivo".

Respecto del plan económico que lleva adelante el gobierno, Dujovne destacó que "no podemos volvernos populistas por una elección" y, ante la consulta sobre presiones del ala política para alentar el consumo con vistas a las elecciones legislativas de octubre, advirtió que "lo peor que podríamos hacer es modificar nuestro programa al son de las encuestas".

El ministro dijo que "hay costos de corto plazo que hay que tomar para normalizar la economía".

El economista Miguel Kiguel afirmó que la decisión del Banco Central (BCRA) de aumentar su tasa de política monetaria "no pone en riesgo la reactivación" de la economía "pero sí su fuerza".

"Yo no veo que haya una reactivación de ninguna naturaleza", contestó el vocal de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey. El dirigente consideró que la estrategia para combatir la inflación basada en la suba de la tasa de interés genera especulación financiera. "Las medidas que se toman para combatir la inflación generan dos cuestiones negativas: por un lado, se sigue comprimiendo el mercado interno y da lugar a la especulación financiera y, por otro, le están poniendo freno al mercado interno secando la plaza", remarcó.

Otro de los vocales de la entidad, José Ignacio de Mendiguren, alertó que hay "un triángulo muy complicado para la economía productiva" y puntualizó: "Ese combo lo conforman el dólar atrasado, las tasas de interés altas y el aumento de la inflación".

Según el Centro de Estudios de la Nueva Economía (Cene) de la Universidad de Belgrano, el atraso cambiario supera el 26 por ciento con relación al tipo de cambio real vigente en diciembre de 2015 y la situación se agravará en el resto del año.

Asustados

El economista Guillermo Nielsen advirtió que la cifra de inflación oficial, de 2,4 por ciento para marzo, debe ser tomada con "preocupación y cuidado", y admitió sentir "temor por las consecuencias políticas que puede tener todo eso".

El economista jefe de la Fundación Fiel, Juan Luis Bour, también se asustó: "La inflación fue más alta de lo que esperábamos hace un tiempo".

Analizó la aceleración del costo de vida y argumentó que "los ajustes tarifarios se meten tarde o temprano en los precios".

En cambio, el director del Centro de Investigación de la Universidad Di Tella, el economista Juan José Cruces, aseguró que "estamos yendo en la dirección correcta para bajar la inflación".

Brasil toma el camino contrario

El Banco Central de Brasil redujo ayer en un punto porcentual la tasa básica de interés, en 11,25%, el nivel más bajo en más de dos años, con el objetivo de acelerar el ritmo de expansión monetaria. Los nueve miembros del Comité de Política Monetaria (Copom) decidieron de manera unánime reducir la tasa de interés referencial Selic en 100 puntos básicos para llevarla a 11,25%. Esta medida, que se produce tras las rebajas dispuestas en las últimas cuatro reuniones, representó el mayor recorte nominal desde junio del 2009. Uno de los objetivos del recorte es rescatar a Brasil de una de las peores recesiones que se tenga registro. El ente monetario señaló que podría mantener el ritmo de recortes en las próximas reuniones.

Comentarios