Economía
Martes 28 de Febrero de 2017

Dietrich admitió que echaron a Costantini de Aerolíneas por un paro gremial

El ministro de Transporte dijo que "ya venían con discusiones" y que el paro del 19 diciembre apuró su salida. Fue reemplazada por un ex ceo de Intercargo.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, reconoció ayer que el alejamiento de Isela Costantini de la conducción de Aerolíneas Argentinas se produjo tras una "última discusión" que mantuvieron por la cancelación de vuelos dispuesta por el paro gremial del transporte ocurrido el 19 de diciembre pasado.

"Acordamos con Isela su salida, ya veníamos con algunas discusiones y tuvimos la última discusión el 18 de diciembre por el paro del 19, ya que en Aerolíneas se tomó una decisión errónea" de cancelar vuelos ante las medidas de fuerza dispuestas en el transporte aéreo, reconoció el funcionario a casi tres meses de la salida de la funcionaria.

Al respecto, Dietrich argumentó "el paro tenía ciertos horarios e Isela decidió el tiempo en que la aerolínea siguió volando" tras las asambleas dispuestas por los gremios del transporte, que reclamaban por el impuesto a las ganancias.

El ministro reconoció que este desplazamiento promovió a Mario Dell'Acqua, otrora directivo de Intercargo, como nuevo ceo de Aerolíneas para que cumpliera con "una nueva etapa para mejorar costos y servicios".

En declaraciones a una radio porteña, Dietrich comentó que Costantini "hizo muy buen trabajo" durante su gestión al frente de la empresa aérea y desestimó que las desavenencias hayan sido por cuestiones tales como la decisión de promover nuevas rutas a empresas como la colombiana Avianca.

"No hubo discusión por el tema Avianca. La llamé a Isela y le dije: «Avianca vino con una propuesta para hacer una aerolínea». La respuesta a Avianca fue que la política comercial de Aerolíneas la decide Aerolíneas Argentinas y nosotros (desde el Poder Ejecutivo) decidimos la política aeronáutica del país", expresó.

Dietrich informó que Aerolíneas registró un crecimiento del 25 por ciento en su servicio de cabotaje durante los primeros 23 días de febrero.

El ministro de Transporte manifestó que durante la gestión del kirchnerismo, Aerolíneas "perdió en promedio más de 700 millones de dólares anuales, y en el 2015 el Estado le transfirió y perdió 580 millones de dólares, junto a más deudas que dejaron 200 millones de dólares".

"El año pasado el subsidio que pagaron los argentinos a Aerolíneas se bajó a 300 millones de dólares, y este año se reducirá a 168 millones de dólares: por lo que sigue perdiendo plata pero menos de la que perdía antes", expresó.

Agregó que para mantener "el mercado argentino regulado y bloqueado", Aerolíneas llevó a comprar la empresa Sol, su competidora, con un costo anual de 300 millones de pesos por año.

El funcionario nacional sostuvo que diciembre de 2015 hubo "un cambio" en el mercado aerocomercial argentino que permitió que "haya más competencia", donde por ejemplo "se liberó a LAN Argentina, que ahora tiene más rutas, y también Andes, con más rutas y que está volando a Córdoba y Mar del Plata".

Dietrich reconoció que durante el último año "Aerolíneas Argentinas creció en su servicio internacional y también en cabotaje" pese a que también se detectó un crecimiento de la competencia y la detección de una crisis en el servicio de transporte aerocomercial.

Comentarios