Economía
Domingo 30 de Julio de 2017

Crowding out ¿te podés correr?

La fuerza que ocurre cuando el Estado en el ejercicio de sus funciones interviene en la economía afectando a los privados.

No son pocas las veces que nos cuesta entender que todo tiene un precio y un costo que pagar. En economía los ejemplos son tan evidentes que resulta casi absurdo no tenerlos en cuenta, sobre todo cuando las decisiones no son propias y los costos a pagar sí.

Desde el punto de vista técnico el efecto desplazamiento o "crowding out" es una fuerza dinámica que ocurre cuando el Estado en el ejercicio de sus funciones interviene en la economía afectando al resto de los participantes del sistema.

En el desarrollo de su accionar el Estado consume bienes, servicios, créditos, recursos naturales y la lista es interminable. Como en un juego de suma 0, lo que el Estado consume se resta o no se aplica en otros espacios de la economía.

Así por ejemplo cuando se habla de los intereses de la deuda pública, la inflación, los subsidios, las obras públicas (que se pagan y no se ejecutan) son restricciones antipáticas de inversión en el ámbito privado. Es decir cancelan la iniciativa privada, la desplazan.

En principio hay dos fundamentos económicos que dan sustento al efecto desplazamiento:

La fungibilidad del dinero, y se entiende por tal aquello que se utiliza por única vez y se extingue en ese uso. El dinero que el Estado gasta se resta del ámbito privado, más aun si los objetivos no se cumplen.

La escasez de recursos, principio fundamental que rige en cualquiera actividad económica, restricciones de recursos aplicables a múltiples fines, de allí la importancia de cómo utilizarlos y el efecto desplazamiento o costo de oportunidad.

Reflexionas entonces sobre lo que el Estado recauda de quienes pagamos los impuestos con una presión récord regional y no vuelve en el nivel récord de servicios o de calidad de vida. Lo que pagamos demás (porque no tiene retorno al ciudadano) son recursos que necesariamente dejamos de aportar a las iniciativas privadas.

Sucede a menudo que en promesas de campaña o bien como actos de gobierno puro, nos cuentan cuales son los beneficios (en hipótesis) de determinadas políticas keynesianas que tienen por objeto la obra pública como motor que dinamiza la economía y genera empleo. Esto es cierto pero tan solo en forma temporal, puesto que no es esperable se promueva un genuino y sostenible crecimiento económico bajo esta dinámica.

Si algo fue probado a lo largo del tiempo es que este mecanismo de apuesta al dinamismo económico y al desplazamiento del privado por el público, solo dio resultados de corto plazo en circunstancias post-bélicas de países técnicamente devastados.

Adoro hacer deportes, amigos que practican triatlón aseguran que muchas veces deben correr infiltrados para alcanzar los objetivos en estas pruebas tan extensas y demandantes físicamente. La pregunta y reflexión final, es cuales son las consecuencias posteriores cuando ese efecto anestésico se va. Lo mismo sucede con la economía.

Cuando el Estado se endeuda y detrae recursos a la inversión privada; cuando las empresas públicas son ineficientes y monopólicas en su gestión y se endeudan más allá de las posibilidades reales o cuando los cargos impositivos al trabajo restan el estimulo a la contratación personal, son algunos de los interminables ejemplos del llamado "efecto desplazamiento".

En economía todo tiene su costo y precio. Este efecto "Crowding out" nos alerta sobre aquellas decisiones que en principio prometen beneficios para todos y costos para algunos, adivina para quién? De esto también se trata la economía.

Comentarios