Economía
Miércoles 24 de Mayo de 2017

Cristina dejó la puerta abierta a una candidatura para las elecciones de octubre

Condicionó esa posibilidad a la "unidad" del peronismo y pidió construir un proyecto "generoso y amplio" con el sector de Randazzo

La ex presidenta Cristina Kirchner dejó ayer abierta la puerta a una eventual candidatura suya para las elecciones de octubre pero condicionó esa posibilidad a la "unidad" del peronismo, por lo que pidió construir un proyecto "generoso y amplio" junto al espacio que impulsa al ex ministro del Interior Florencio Randazzo.

Cristina se mostró dispuesta a ser candidata "si es necesario" para la victoria del PJ en octubre, aunque aclaró que la "unidad" del justicialismo es "con todos", por lo que abrió el juego a conformar una lista de unidad con el randazzismo y evitar la compulsa interna de agosto.

La ex mandataria congregó a 20 intendentes de su círculo íntimo en la sede del Instituto Patria, en la Capital Federal, con el objetivo de rediseñar la estrategia electoral del FpV después del frustrado plenario del PJ de la semana última.

En esa reunión la ex jefa de Estado aclaró que sería candidata "si es necesario", según indicó uno de los intendentes participantes en referencia a que "la unidad es con todos", por lo que pidió "ser amplios y generosos" en el armado electoral.

Por eso, les solicitó a los intendentes alcanzar un "acuerdo" con el sector que impulsa a Randazzo, al proponer "abrir el juego" hacia un "proyecto generoso y amplio".

"No es Cristina o Randazzo, sino todos juntos", sostuvo la ex mandataria, según trascendió, además de aclarar que también podría no ser candidata "si no es" lo adecuado para el armado electoral del PJ, pese a que muchos de los intendentes le plantearon que debía presentarse a los comicios. Asimismo, los asistentes se mostraron dispuestos a "ceder lugares" de las listas seccionales al randazzismo, en un intento de forzar la unidad.

Acompañada por intendentes cercanos como Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada), Cristina abrió la reunión e hizo una exposición sobre la "situación del país" y su viaje a Europa, para ceder luego la palabra a los alcaldes, quienes pudieron expresarse sobre la interna del PJ y las conveniencias de la estrategia del FpV.

La cuestión electoral quedó para los últimos 10 minutos del cónclave, en los que la ex mandataria bajó la línea de acción para los 40 días restantes hasta el cierre de listas.

Tras el encuentro, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, advirtió que "hay una situación" económica que "se agrava y se niega permanentemente desde el presidente (Mauricio) Macri hasta todos su ministros y la gobernadora (María Eugenia) Vidal".

"Hemos hablado de un peronismo unido en defensa de nuestra gente, la sociedad y el pueblo de la provincia, y que tiene que ser el opositor a estas medidas de ajuste", dijo, y manifestó "creer plenamente en el camino de la unidad", por lo que apostó que el PJ "va a estar a la altura de las circunstancias y de lo que nuestra gente necesita".

Fernández de Kirchner recibió en el Instituto Patria al grupo de intendentes que se reconocen bajo su conducción, a quienes sumó a Magario, por lo que el próximo paso será reunirse esta semana con los jefes comunales "díscolos", entre quienes se inscriben Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gustavo Menéndez (Merlo) y Ariel Sujarchuk (Escobar).

De la cumbre de ayer participaron también los jefes comunales Patricio Mussi (Berazategui), Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Juan Ustarroz (Mercedes), Walter Festa (Moreno), Pablo Zurro (Pehuajó) y Oscar Ostoich (Capitán Sarmiento), entre otros.

Comentarios