Economía
Miércoles 07 de Junio de 2017

Créditos hipotecarios: ahora se podrá comprar vivienda "desde el pozo"

El Banco Central permitió que a partir de ahora los créditos hipotecarios se apliquen a la compra de propiedades desde el inicio de su construcción, o "desde el pozo"; también que los boletos de compraventa se entreguen como garantía de los préstamos. Esto facilitaría que no sólo desarrolladoras inmobiliarias accedan a créditos para financiar sus proyectos, sino todos aquellos individuos que quieran comprar una vivienda que todavía no está en condiciones de ser escriturada o que apuesten a algún desarrollo desde el pozo, aportando a fideicomisos.

El Banco Central permitió que a partir de ahora los créditos hipotecarios se apliquen a la compra de propiedades desde el inicio de su construcción, o "desde el pozo"; también que los boletos de compraventa se entreguen como garantía de los préstamos. Esto facilitaría que no sólo desarrolladoras inmobiliarias accedan a créditos para financiar sus proyectos, sino todos aquellos individuos que quieran comprar una vivienda que todavía no está en condiciones de ser escriturada o que apuesten a algún desarrollo desde el pozo, aportando a fideicomisos.

En el gobierno esperan que adhieran los bancos Provincia, Ciudad y las entidades privadas más activas en hipotecas. Hasta ahora, los constructores solían financiar las obras con las cuotas que mensualmente aportaban los compradores. Sin embargo, ahora el constructor es quien invierte, con algo de financiamiento, y después vende las unidades terminadas.

La norma del BCRA ayudaría además a subsanar los largos plazos que muchas veces transcurren desde que se termina un departamento hasta que se logra escriturar. El comprador de una propiedad podría ahora sacar un crédito cediéndole al banco el boleto de compra o la participación en un fideicomiso, según el caso.

Pero, además, la norma no estaría sólo pensada para el desarrollo de viviendas: también permitiría, por ejemplo, que un productor agropecuario ponga su campo en un fideicomiso como garantía para financiar capital de trabajo, o facilitar el desarrollo de urbanizaciones sobre tierras fiscales mediante fideicomisos. Los boletos de compraventa de bienes ya construidos deberán ser en el caso de inmuebles cuyo destino sea la vivienda, por el 75 por ciento del valor de la propiedad, y del 50 por ciento del valor cuando no tengan como destino la vivienda.

Comentarios