Indec
Domingo 04 de Septiembre de 2016

Creció el número de los que buscan insertarse en el mercado laboral

Cayeron 40 por ciento las consultas de empresas que buscan trabajadores en la Dirección de Empleo. Creció el número de los que buscan insertarse laboralmente.

Los últimos datos oficiales sobre desempleo en la región, que ubicaron al Gran Rosario como el distrito con más alto porcentaje de desocupados con el 11,7 por ciento, encendieron una señal de alerta. Estas dificultades se hacen sentir en el área que tiene la municipalidad para facilitar la inserción en el mercado de trabajo, a través de la orientación, capacitación e intermediación.

Según un informe de la Secretaría de Producción, a la Dirección de Empleo Municipal llegaron 3.791 consultas en el segundo trimestre de 2016, relacionadas con el mercado laboral. El 70 por ciento fueron para búsqueda de empleo y sólo el 17 por ciento para capacitación.

"En la región no se detectaron despidos masivos, y en eso coincidimos con el Indec, pero el gran problema es la poca inserción laboral de los últimos meses", detalló el secretario de Producción local, Ignacio Del Vecchio.

El funcionario destacó la puesta en marcha de distintos planes de inserción laboral propios y otros que pertenecen a la Nación y se direccionan vía local, así como espacios de capacitación para futuros empleos. "La capacitación es muy importante ya que permite estar preparados para cuando se reactive la demanda de empleo", dijo y detalló que en la Dirección de Empleo tienen una base de datos de 25 mil rosarinos que están buscando trabajo que permiten a la dependencia oficiar como espacio de "intermediación", entre la oferta y la demanda laboral.

Menos demanda

El resentimiento en el mercado de trabajo no es sólo de parte de la oferta —a través del aumento de personas que buscan trabajo— sino además por parte de la demanda. El mismo análisis detalla que al comparar el segundo trimestre de este año con el mismo período del año anterior, se observa que la cantidad de empresas que solicitaron personal se mantiene, a pesar de que haya aumentado la cantidad de empresas visitadas por la Secretaría de Producción y también haya más gente buscando trabajo.

En números absolutos, el municipio contactó a 337 empresas en el segundo trimestre de este año contra 205 del mismo período del año pasado, visitó a 62 firmas (contra 38 en 2015) y las que efectivamente solicitaron personal en 2016 fueron 31, mientras que lo habían hecho 32 entre abril y junio del año anterior.

Por otra parte, si bien la cantidad de empresas que solicitaron personal se mantuvo estable "lo que se produjo fue una fuerte caída, cercana al 40 por ciento, en la cantidad de puestos que solicitaron. Así, la demanda de intermediación laboral pasó de 213 a 133 entre el segundo trimestre de 2015 y el mismo período de este año.

Los rubros que durante este primer semestre bajaron considerablemente su demanda laboral están vinculados a la actividad comercial: ventas en general, cajero/a y promotor/ra y repositor/ra, como el de ventas telefónicas. Los que aumentaron sus pedidos de puestos de trabajo son los rubros de actividad administrativo, cocina y vigilancia.

Del Vecchio detalló que el funcionamiento la Secretaría de Producción está dividida en tres grandes áreas de trabajo: las direcciones de Empleo, de Industria y de Comercio, que canalizan distintas actividades. En la primera de ellas, abocada al mercado de trabajo, distinguió tres aspectos sobre los cuales se trabaja y se sistematizan datos: la orientación laboral, la intermediación laboral y la capacitación. "Tenemos la Dirección de Empleo descentralizada y la gente se puede acercar a cada distrito para cualquiera de estas acciones", dijo el titular.

Sobre 3.791 consultas que recibió esa dependencia en el segundo trimestre del año en materia de orientación laboral, el 51 por ciento corresponde a mujeres (1.943) y el 49 por ciento (1.848) son varones. Si se analizan las consultas por distrito, los que más consultas atendieron fueron el Sur y el Noroeste, entre ambos sumaron el 44 por ciento del total.

Pero lo que marca el pulso del empleo en la ciudad está vinculado al dato de que el 70 por ciento de los casos se acercan para búsqueda de empleo y el 17 por ciento para capacitación. En tanto, el 13 por ciento restante corresponde a la suma de otro tipo de consultas que agrupa al Programa Joven con Más y Mejor Trabajo (PJMyMT), al Programa de Empleo Independiente (PEI) así como a diferentes programas de empleo de la Nación.

Articulador

"El rol de la Secretaría es articular entre Nación, provincia y municipio con las empresas, ya sea a través de financiamiento o tratando de unir las puntas entre la necesidad y la búsqueda de empleo", detalló del Vecchio quien destacó el perfil de los empresarios rosarinos. "A las empresas locales que visitamos les interesa mucho el trabajador, lo consideran como un capital de trabajo forjado en el tiempo y no está en la cabeza de estos empresarios echar gente porque sí, sino que vemos que intentan alternativas como explorar otros nichos de mercado u otras opciones ante la crisis", indicó el funcionario.

La tercera acción que encara la Secretaría de Producción pasa por la capacitación laboral, que concentró el 17 por ciento de las consultas generales en la Dirección de Empleo en el segundo trimestre de este año. Los distritos a los que se acercan la mayor cantidad de interesados en capacitarse son el Sur (21,8 por ciento) y el Oeste (18,4 por ciento); entre ambos suman más del 40 por ciento del total de inscriptos.

Cerca del 50 por ciento de los inscriptos son jóvenes de menos de 25 años, sumados al rango etario siguiente determina que "más del 75 por ciento de los que quieren capacitarse tienen menos de 35 años", indicó el informe de la Dirección de Empleo. "Es la población más joven la que presenta un mayor interés en realizar los cursos de capacitación que se ofrecen", dijo Del Vecchio.

En la primera etapa de cursos 2016 se inscribieron 3.949 personas. Los cursos relacionados con el rubro administrativo son los que más inscriptos tienen con el 33 por ciento; a estos le siguen los relacionados con los oficios (electricidad, carpintería, etc.), más del 20 por ciento. En conjunto despiertan el interés de más del 53 por ciento de los inscriptos. También el gastronómico concentra gran número de inscriptos.

La capacitación es el camino para resolver el principal problema que plantean los inscriptos que es la necesidad de encontrar un trabajo. Cerca del 62 por ciento manifiesta tener esta inquietud y alrededor del 25 por ciento realizan los cursos por que desean desarrollarse personalmente. Actualmente el área de Producción brinda 60 cursos.

Del Vecchio explicó que hay "mucha gente que se suma a los programas de empleo a nivel nacional" y que la Secretaría de Producción actúa como intermediaria para que las empresas se sumen porque "se ven beneficiadas por un subsidio importante tanto en el programa de entrenamiento como de inserción laboral que va de entre 2.000 a 3.000 pesos por cada empleado que se tome", dijo.

Jóvenes vulnerables

El funcionario también recordó que continúan los programas nacionales que vienen del gobierno anterior. "Hay tres programas que continúan pero a mi juicio les faltaría un poco más de volumen", dijo y señaló que están trabajando para lograr que la Nación homologue los cursos que se dan a nivel local de manera de poder ingresar a los programas nacionales como es el caso del llamado "Nueva oportunidad" destinado a jóvenes que no estudian ni trabajan y en situación muy vulnerable. "De esa población que capacitamos, en condiciones de trabajar queda un 25 por ciento, que si bien es un nivel bajo lo importante es que inmediatamente consiguen trabajo con el programa, logrando así la inserción laboral", detalló.

También nombró el plan de Empleo Independiente. "Es para los jóvenes que quieren empezar su propio negocio. Nos presentan un plan y a partir de allí, con universidades, los capacitamos y una vez finalizado el plan y evaluado con Trabajo de la Nación, se le otorga un subsidio 37 mil pesos para que compren lo que necesitan para arrancar que es no reintegrable. Se designa un tutor por un año y si funciona se les otorga luego 17 mil pesos más", indicó Del Vecchio.

Comentarios