Economía
Miércoles 25 de Enero de 2017

Creciente inquietud por la situación económica de la cooperativa láctea Sancor

La firma advirtió que la crisis del sector afectó su capacidad productiva y desempeño económico. Prometió medidas. Tensión con el gremio

Mensaje. Sancor difundió ayer un críptico e inquietante comunicado.

La empresa láctea Sancor advirtió que "la difícil situación de la lechería" afectó su "capacidad productiva y desempeño económico" y prometió comunicar en breve una serie de "resoluciones adoptadas" para dar una "solución definitiva" a su crisis.

En un críptico comunicado, la cooperativa con sede en Sunchales encendió un alerta sobre su situación, apenas seis meses después de la venta de su línea de producción de yogures y postres al grupo de Vicentín como parte de una operación para sanear sus cuentas y salir de una larga crisis estructural.

De acuerdo a los trascendidos, el opaco parte informativo encripta una respuesta a un reclamo que le formuló la Asociación de Trabajadores de la Lechería de la República Argentina (Atilra) para completar la paritaria del año pasado con un aumento acumulado del 49 por ciento más un bono de fin de año.

De hecho, el secretario general de Atilra, Héctor Ponce, le envió el fin de semana pasado una dura carta al presidente de Sancor, Gustavo Ferrero, en la que expresó su "honda preocupación" por "las dificultades" de la compañía, que "no son nuevas y tienen su origen en problemas estructurales de su organización empresarial, la adquisición de empréstitos onerosos desde el punto vista financiero y una incorrecta visión de los escenarios nacional e internacional".

El comunicado de Sancor describe que el sector lechero "en su conjunto viene atravesando la peor crisis de su historia", y recuerda que la compañía no es ajena a esa situación. "Durante los últimos años se verificó la conjunción de problemas económicos y productivos que golpean duramente el normal funcionamiento de la cadena lechera y afecta por igual tanto a productores como industrias", detalló.

Enumeró "verdaderas catástrofes climáticas, continuas variaciones en los mercados y la errática marcha de la economía nacional durante muchos años". Esta situación, continuó, afectó su "capacidad productiva y desempeño económico". Y precisó que "para enfrentar este desafío, desde hace varios meses la empresa inició un proceso mediante el cual se pretende dar una solución definitiva a la situación, el que se prevé que culminará en poco tiempo más".

"Mientras tanto, se generan situaciones indeseadas, producto de las tensiones que se presentan en el camino", añadió el comunicado, que cierra con una promesa: "En un lapso de tiempo relativamente cercano habremos de comunicar las resoluciones adoptadas".

El intendente de Sunchales, Gonzalo Toselli, confirmó ayer que se entrevistará con autoridades de la empresa para interiorizarse de la situación que llevó a la firma a emitir el comunicado.

Desde el gremio de los trabajadores lácteos, la tensión se expresó en la carta de su secretario general al presidente de la firma. Allí cuestionó la "profesionalidad" de la administración y recordó que Sancor se desprendió "de algunos de los activos más importantes de su portafolio de negocios", como el de los productos frescos.╠ Pero se quejó porque "los importes recibidos nunca fueron aprovechados para encarar una reestructuración empresaria y financiera seria".

Ponce alertó que la firma "se encuentra en un estado que hace vislumbrar que tiene muy seriamente comprometida su continuidad en el corto plazo" y exigió que "se revele la verdadera situación de la empresa y se exponga con claridad cuál es el plan y los fundamentos técnicos para sacarla adelante".

Comentarios