Economía
Jueves 06 de Julio de 2017

Crece la presión de los sindicatos para que la CGT lance un paro

El suspendido secretario general de los canillitas, Omar Plaini, declaró ayer el estado de "alerta permanente" en el gremio tras la intervención judicial y pidió a las centrales sindicales CGT y CTA construir un "paro con movilización" contra el gobierno de Mauricio Macri.

El dirigente gremial criticó a la gestión macrista y vinculó a su identificación política la intervención que dispuso el juez federal Martínez de Giorgi a raíz de una denuncia de una lista opositora sobre presuntas irregularidades en el proceso de elecciones de autoridades del sindicato en 2013.

El reclamo de Canillitas a las centrales obreras para ir a una jornada de paro y movilización coincide con una propuesta que los poderosos gremios del transporte de la Catt elevarán al consejo directivo de la CGT.

Jefes sindicales de unos treinta gremios se reunieron en la sede de Canillitas y coincidieron en denunciar que la administración de la alianza Cambiemos pretende "un país sin sindicatos".

Horacio Ghilini, dirigente de la Corriente Federal de Trabajadores, anunció que ese sector obrero decidió marchar el 7 de agosto a Plaza de Mayo para protestar contra la política económica del gobierno.

El miembro del triunvirato de la CGT, Juan Carlos Schmid, denunció que "hay un embate sobre las organizaciones sindicales" por parte del gobierno. "La semana que viene, el jueves próximo, se va a reunir el consejo directivo de la CGT para tratar la situación general del país, seguramente sobre el agravamiento de la situación y los últimos acontecimientos que de alguna manera están preocupando a los sindicatos", señaló Schmid.

Según el dirigente gremial, en lo que va de la gestión del presidente Mauricio Macri "hay cuatro intervenciones a los sindicatos", por lo cual reclamó que esta situación se "tiene que aclarar lo más rápidamente posible".

Durante un reportaje en radio El Mundo, también advirtió que "hay un estancamiento de la economía y han vuelto a registrarse despedidos en diversos lugares de la producción".

Al respecto, el jefe del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, Rodolfo Daer, responsabilizó al gobierno y su política económica "anticonsumo" por el cierre de la planta de Pepsico en Vicente López.

Comentarios