Causa La Casita
Viernes 31 de Marzo de 2017

Condenarona Brusa ya cuatroex policías

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe condenó ayer a prisión perpetua a Eduardo Alberto Ramos e impuso otros fuertes castigos en el juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en el centro clandestino de detención conocido como La Casita, ubicado en las afueras de la capital provincial.

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe condenó ayer a prisión perpetua a Eduardo Alberto Ramos e impuso otros fuertes castigos en el juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en el centro clandestino de detención conocido como La Casita, ubicado en las afueras de la capital provincial.

Ramos, oficial de inteligencia policial retirado, fue condenado a prisión perpetua por el homicidio agravado del que fue víctima en 1977 el dirigente montonero Emilio Osvaldo Feresín.

Además de Ramos, por privación ilegítima de la libertad y tormentos cometidos en perjuicio de un total de trece víctimas y por haber integrado una asociación ilícita con los otros coimputados, fueron condenados el ex comisario Ricardo Ferreyra a 16 años de prisión (por cuatro casos) y el ex jefe de la Guardia de Infantería Reforzada (GIR) y coordinador del Area 212 Juan Calixto Perizzotti, a 20 años de cárcel.

También fue sentenciada la ex escribiente de la GIR María Eva Aebi a 12 años de prisión, por los delitos de privación ilegítima de la libertad y tormentos.

Asimismo, el ex magistrado federal Víctor Hermes Brusa, funcionario judicial en tiempos de la dictadura, fue condenado a tres años de prisión por el delito de apremios ilegales.

Las penas impuestas a algunos de los acusados se unifican con otras anteriores, resultando perpetua, en el caso de Perizzotti, y en una condena total a 23 años de prisión para Brusa.

En el caso de Brusa, el fiscal Martín Suárez Faisal había considerado acreditados los apremios ilegales contra Daniel Gatti para intentar que firmara una declaración autoincriminatoria bajo amenaza de regresarlo desde la cárcel de Coronda al centro clandestino de detención que funcionaba en la comisaría cuarta de la ciudad de Santa Fe.

Comentarios