Economía
Martes 27 de Junio de 2017

Conciliación en el conflicto por los talleres de Pérez

El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó una tregua hasta el 14 de julio. Ordenó el reingreso de los obreros a la planta de reparación de vagones

El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene la empresa Rioro, a cargo de los talleres ferroviarios de Pérez, con sus trabajadores, luego de que la compañía decidiera en forma intempestiva la semana pasada cerrar la planta sin previo aviso y despedir a unos 75 empleados.

En el marco de una audiencia realizada ayer por la mañana, la autoridad laboral dictó la conciliación obligatoria hasta el 14 de julio próximo y ordenó el reintegro inmediato de los trabajadores a sus tareas habituales. Al mismo tiempo fijó un nuevo encuentro formal entre la empresa y los dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), para el lunes 3 de julio a las 10.30 en la sede de la cartera de Trabajo.

"El Ministerio hizo lugar a nuestro pedido y dictó la conciliación obligatoria con los trabajadores ejerciendo sus tareas", confirmó el asesor legal del gremio Pablo Cerra.

Por otra parte, confirmó que solicitaron mediante un acta que en la próxima audiencia del lunes 3 de julio se haga presente una autoridad competente de la empresa y un funcionario del gobierno nacional para que confirme si es real el argumento de Rioro de que no puede seguir trabajando debido a que no hay más pedidos para la fabricación de vagones.

Por la conciliación, a partir de hoy los trabajadores están en condiciones de volver a ingresar a la planta, poniendo a disposición "su fuerza de trabajo, más allá de si la empresa les da o no tareas para hacer", dijo Cerra.

Además, dijo que con este paraguas "se abre una nueva instancia" ya que permitiría evaluar alternativas a futuro. Aunque sigue firme la oferta del gobierno provincial de desarrollar en el lugar un parque industrial de 33 hectáreas, Cerra dijo que en la audiencia la "empresa volvió a reiterar su decisión de cerrar".

La empresa había ofrecido en su momento retiros voluntarios a los trabajadores, lo que fue rechazado masivamente en asamblea. El jueves pasado, Rioro cerró y los trabajadores conocieron la decisión cuando se encontraron con los portones de ingreso al establecimiento cerrados con cadenas y una nota de la compañía que informaba sobre el cierre y agregaba que ya había emitido los telegramas de despido.

Comentarios