Economía
Miércoles 19 de Julio de 2017

Comenzaron los cruces por la reforma laboral

Uno de los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, rechazó ayer la reforma laboral que busca impulsar el gobierno, al sostener que esa medida "no generará un mayor crecimiento económico".

Uno de los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, rechazó ayer la reforma laboral que busca impulsar el gobierno, al sostener que esa medida "no generará un mayor crecimiento económico".

A su criterio, esa reforma constituye "un embate en toda la región", ya que recientemente se aprobó en Brasil una ley que reduce sustancialmente la protección legal a los trabajadores.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, admitió el lunes que impulsa una reforma laboral y sostuvo que la posibilidad de aprobarla dependerá de lo que "los actores sociales estén dispuestos a trabajar".

En declaraciones a radio La Red, Schmid consideró que "lo que se está buscando es ajustar por el lado de la cadena más débil, que es el asalariado, y no creo que esa reforma genere un mayor crecimiento económico".

"En todo caso, si lo logra, será multiplicando la desigualdad", alertó.

Por último, Schmid hizo referencia a la situación económica del país: "Es decididamente mala, hay una cuestión generalizada de gente que no llega a fin de mes, aumento de la pobreza y falta de expectativas de mejora en los próximos meses".

En cambio, el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) Daniel Funes de Rioja, pidió revisar "no solamente el peso de las cargas sociales, sino el modelo de seguridad social que va a tener Argentina en el futuro porque hoy la seguridad social cada vez más depende de impuestos de carácter general en el mundo y no de impuestos al trabajo".

El también vicepresidente de la UIA dijo que el régimen laboral de Argentina tiene "distorsiones históricas" y la primera "es una legislación muy densa, profusa, muy litigiosa".

La precandidata a diputada por la alianza oficialista Vamos Juntos en Capital Federal Elisa Carrió se sumó a la ofensiva flexibilizadora. Afirmó que "la discusión del costo laboral" será uno de los temas que se buscará acordar con la oposición después de las elecciones legislativas de octubre.

"Tenemos que discutir el costo laboral porque es tan grande que en realidad un empleado te cuesta dos empleados", planteó Carrió.

Comentarios