Economía
Miércoles 07 de Junio de 2017

Carlos Melconian reclamó más ajuste al gobierno nacional

El ex presidente del Banco Nación criticó el "hipergradualismo fiscal hormiga". El ministro del Interior defendió la política del Ejecutivo

El ex presidente del Banco Nación Carlos Melconian le exigió al gobierno que implemente un fuerte ajuste fiscal luego de las elecciones legislativas. El economista arremetió contra el "hipergradualismo hormiga" a la hora de podar el gasto público, al que consideró "muy elevado" en materia "previsional, de subsidios y recursos para las provincias".

"Alguien va a tener que poner el culo en la silla para lograr el equilibrio macroeconómico", advirtió.

En esa línea, reclamó una conducción económica integrada, advirtió sobre el endeudamiento y agitó el fantasma del impacto negativo que tendría una victoria de la oposición en los comicios de medio término.

Recargado, Melconian refrendó su "lealtad" a Macri, pero aprovechó el auditorio que le brindó el congreso anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (Iaef) para exponer las disputas del oficialismo en materia económica. Contó con el apoyo de sus compañeros de panel: Dante Sica y Ricardo Arriazu. Todos golpearon por derecha al Ejecutivo.

Frigerio se defiende

Puesto contra las cuerdas en ese mismo auditorio, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, pidió disculpas: "El gobierno no eligió el gradualismo sino que fue una imposición de la realidad".

"A todos nos gustaría ir más rápido pero acá no hay atajos", enfatizó el ministro, quien fantaseó con que el gobierno de Macri evitó "una gran crisis", luego recuperó "la confianza del mundo" y ahora impulsa una cantidad de brotes verdes que se sentirán con el correr del año.

Reconoció, eso sí, que en los próximos años la Argentina deben "bajar su dependencia con el financiamiento" externo.

Deuda y gradualismo

La peligrosa dinámica que tomó ese endeudamiento durante el tiempo que lleva el macrismo en el poder está detrás de esta grieta oficialista. Por caso, tras denunciar que "el gradualismo no funciona", Arriazu denunció que este año el gobierno tendrá "más déficit que en los dos años anteriores" y alertó sobre "los niveles récord de tributación, el desequilibrio fiscal agravado por los subsidios, el creciente desequilibrio de las cuentas externas y los elevados niveles de inflación".

Por su parte, Melconian agregó: "Se pueden traer 32 mil millones de dólares este año y se pueden traer 32 mil millones el año que viene pero seis puntos de déficit, más dólares de afuera, es atraso cambiario". El ex presidente del Banco Nación reconoció luego que "hay más pobres" pese a que aumentó el gasto público.

A su juicio, las elecciones legislativas van a ser "un punto de inflexión". Y confió en que "después de esos comicios se generen consensos para avanzar en la cuestión fiscal, que es una de las patas que le falta al modelo económico del gobierno".

El economista dijo que "los gobernadores jóvenes, más los funcionarios nacionales, que también son jóvenes, van a tener presente que el gasto público es muy elevado, sobre todo en materia previsional, de subsidios y recursos para las provincias".

Para responder a esta expectativa, el gobierno comunicó ayer que comenzó a elaborar el proyecto de presupuesto 2018, que será "austero y con menor peso del Estado sobre la economía".

Presupuesto

Al término de una reunión de gabinete, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que el ministro de Hacienda,Nicolás Dujovne, les indicó "cómo van a ser la pautas de cada uno de los ministerios".

En términos reales, el gobierno ya realizó un fuerte ajuste de los gastos presupuestario en 2016, en gran medida por el freno a la obra pública y porque logró una quita importante de aumentos salariales frente a la disparada de la inflación. Pero como al mismo tiempo bajó impuestos a los sectores de mayores recursos y aumentó la deuda externa, el desequilibrio fiscal no bajó sino que aumentó. El blanqueo fiscal maquilló esa situación durante los primeros meses del año.

Ahora, con la economía en el freezer, el gobierno se enfrenta a la presión de los suyos por más recortes de impuestos y transferencias de ingresos.

Otro prócer del establishment, el financista Eduardo Costantini, advirtió que el dólar "no se puede retrasar más", mientras alertó que en el país "faltan inversiones". Líder en el segmento de real estate, el financista reconoció que "las expectativas apuntaban a que la situación iba a estar mejor".

"La economía no termina de arrancar como quisiéramos, hay que optimizar necesidades", subrayó el empresario en declaraciones radiales.

crítico. Melconian habló en el congreso de ejecutivos de finanzas.

Comentarios