sectores en crisis
Viernes 24 de Febrero de 2017

Calzado: tres empresas de la región cierran y despiden a 30 obreros

Las firmas Pirri de Acebal y Jandy y La Huella de Rosario dejan de producir afectadas por la caída de ventas y las importaciones

La caída de ventas por la desaceleración económica y la apertura de las importaciones provocó el cierre de tres empresas del sector de calzado en la región. Se trata de las firmas Pirri, de Acebal; Jandy y La Huella, de Rosario, que dejan a 30 trabajadores en la calle.

Este cierre se suma al de Primeros Pasos _ubicada en Zavalla_ donde en diciembre llegaron los telegramas de despido para sus operarios. Así, se suman unos 50 puestos de trabajo perdidos en la provincia, que engrosan los más de 4 mil que se cayeron en el país desde diciembre de 2015.

El último miércoles la Federación de la Industria del Calzado y Afines (Faica) había alertado sobre la caída de ventas en el sector y el impacto que provocaba en la actividad el incremento de las importaciones. "En estas horas hay tres nuevas empresas que decidieron cerrar definitivamente y dejan en la calle a unos 30 empleados. Por eso el 7 de marzo vamos a marchar con la CGT a Buenos Aires para pedir un cambio de política, que paren los despidos y se apoye la producción nacional", dijo el titular del gremio en Rosario, Miguel Fuentes, en referencia a Pirri, Jandy y La Huella.

Los números de la crisis

En 2015, se vendieron a nivel nacional a más de 145 millones de pares de calzados, con 22 millones de pares importados. En Santa Fe se elaboró ese año un 15 por ciento del total nacional. Se estimaba que antes de la crisis en la que ingresó el sector por la caída del mercado interno y la apertura importadora, había unos 85 mil puestos de trabajo con mano de obra intensiva en el país, con más de 2 mil pymes. Además de los empleados directos, debe contarse a proveedores, viajantes o las firmas que elaboran, por ejemplo, las cajas de los zapatos.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, afirmó: "Nuestra decisión es acompañar a los trabajadores y a las pymes, aunque al no poder definir la macroeconomía, las herramientas a nuestro alcance no son las que quisiéramos".

Recordó que "había un acuerdo con los fabricantes y el gobierno nacional de que no superarían los 24 millones de pares importados en el año. Se pasaron los 27 millones. Y ahora, en 45 días de este año, ya se subió un 62 por ciento la cantidad de importaciones de calzado que en igual período de 2016, cuando ya se había iniciado la gestión de Cambiemos".

"Los cierres y despidos que anunciaron Jandy, La Huella y Pirri no son los primeros, lamentablemente. Hay un efecto goteo. En los talleres más chicos, el que no cerró, recortó. Grimoldi, que es la más grande del país, que le estaba dando trabajo a las fábricas más chicas, ya el año pasado fue centrando todo en su fábrica de Arroyo Seco e importando", agregó Fuentes.

Por estas horas, las firmas mencionadas negocian las indemnizaciones con los trabajadores.

En informe que difundió Faica la semana pasada cuestionaron los niveles de importación, los altos costos de logísticas y fiscales y se planteó la necesidad de sostener al mercado interno. Con el objetivo de mejorar la competitividad, en diciembre último se acordó un programa de mediano plazo con el ministro de la Producción de la Nación, Francisco Cabrera.

"Pero dos meses después, nuestra gente no puede hacer pie ante los niveles de importación altísimos y la nula puesta en marcha de medidas concretas para el sector", afirmaron.

Comentarios