Economía
Jueves 30 de Marzo de 2017

Bancarios, querellantes en la causa del ex Banco Provincia

Las cinco seccionales de la Asociación Bancaria de Santa Fe (Rosario, Santa Fe, Venado Tuerto, Rafaela y Reconquista) se constituirán como querellantes en la causa por el vaciamiento del ex Banco Provincial de Santa Fe, que investiga el proceso de privatización de la entidad en el año 1998 y que fue reabierta por la Cámara Federal de Rosario.

Las cinco seccionales de la Asociación Bancaria de Santa Fe (Rosario, Santa Fe, Venado Tuerto, Rafaela y Reconquista) se constituirán como querellantes en la causa por el vaciamiento del ex Banco Provincial de Santa Fe, que investiga el proceso de privatización de la entidad en el año 1998 y que fue reabierta por la Cámara Federal de Rosario.

Así lo anunciaron ayer los cinco secretarios generales del gremio junto al titular de la Bancaria a nivel nacional, Sergio Palazzo, quien estuvo en Rosario y afirmó que desde el sindicato "venimos a dar todo el respaldo tanto económico como político para que los compañeros puedan desarrollar con firmeza esta denuncia", que será patrocinada por el estudio jurídico de Víctor Corvalán.

El sindicato se suma así a la decisión del gobernador Miguel Lifschitz, quien hace 15 días anunció que el Estado santafesino se presentará como querellante y además firmó el decreto para desclasificar el Informe Nogueras, un expediente que lleva el nombre del titular de la comisión que tuvo a su cargo investigar el vaciamiento de la entidad financiera, el democristiano Alfredo Nogueras.

"Esto refleja la coherencia de todos estos años en los cuales las seccionales de Santa Fe tuvieron la misma conducta de denunciar la privatización del Banco Provincial como un hecho de corrupción, que arrancó cuando libraron una batalla sin cuartel con más de 100 días de acampe frente a la entidad", recordó Palazzo, para reafirmar que la disputa gremial de entonces no sólo era "porque la provincia se desprendía de un activo público financiero sino además porque se lo entregaba a una familia como los Rohm, que tenía un banco que ya estaba sindicado como lavador".

Comentarios