Mauricio Macri
Jueves 02 de Marzo de 2017

"Argentina está de pie tras una década de despilfarro y corrupción"

Macri abrió el período de sesiones ordinarias con críticas a la gestión anterior. "La obra pública dejó de ser sinónimo de corrupción", dijo.

presidente. Macri, flanqueado por Monzó y Vidal, destinó un poco más de una hora para trazar la agenda política del oficialismo.

El presidente Mauricio Macri inauguró ayer el 135º período de sesiones ordinarias del Congreso nacional con un duro discurso, en el que volvió a denunciar la "corrupción" kirchnerista, afirmó que trabajará para que su gobierno sea "transparente" y destacó que "la Argentina se está poniendo de pie".

Ante legisladores del oficialismo y la oposición, gobernadores y jueces de la Corte Suprema de Justicia, Macri planteó un mensaje de alto contenido político y buscó polarizar con el gobierno de Cristina Kirchner, en el arranque de un año electoral clave.

El jefe del Estado efectuó un balance de los 15 meses de gestión y aseguró que durante 2016 el país superó "lo más difícil de esta transición" y que ahora comienzan "a aparecer señales de mejoría en la economía" tras una "década de despilfarro y corrupción".

"¡La Argentina se está poniendo de pie!", enfatizó el mandatario, quien también sostuvo que "la obra pública dejó de ser un sinónimo de corrupción" y ahora las "licitaciones son transparentes".

Al hacer referencia —sin nombres— a la polémica por el acuerdo con el Correo Argentino y el otorgamiento de rutas aéreas a Avianca, Macri anunció que serán publicados en los próximos días "dos decretos" para evitar incompatibilidades entre funcionarios y empresas en juicios y contrataciones.

Macri enumeró una serie de propuestas que el frente Cambiemos impulsará este año en el Congreso, como una reforma tributaria; una nueva ley de coparticipación federal; la ley de emprendedores; el régimen penal juvenil; modificaciones al Código Procesal Penal; norma contra el paco; responsabilidad empresaria, y otro intento en la reforma política para implementar el voto electrónico.

"Esforcémonos para que en 2019 dejemos la trampa de la política", indicó el presidente, que se quejó: "Es una vergüenza que en el siglo XXI sigamos votando con un sistema arcaico que se presta a la trampa".

La sesión tuvo momentos de tensión entre el jefe del Estado y la oposición, que colocó en sus bancas carteles alusivos a Milagro Sala, al "ajuste" en la ciencia y otros con las consignas "Presidente Off Shore", "Yo te vi bajar las jubilaciones" y "No al desmantelamiento del Conicet".

Uno de los cruces más fuertes se produjo cuando Macri pidió "cuidar" a los maestros —tras citar ejemplos de docentes agredidos en distintos puntos del país—, y legisladores de la oposición comenzaron a silbar y abuchear, en medio del conflicto con los gremios del sector que anunciaron un paro de 48 horas para la próxima semana en reclamo de una mejora en la oferta de aumento salarial para 2017.

"No creo que (Roberto) Baradel necesite a nadie que lo cuide", enfatizó Macri en referencia al jefe del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), en lo que pareció ser el único pasaje en el que se alejó del discurso que ya tenía escrito.

Además, hubo cruces en las bancas cada que vez que el presidente cuestionaba la "corrupción" del gobierno anterior, ya que los oficialistas rompían en aplausos y los kirchneristas coreaban la palabra "Correo" y mostraban un avión de papel.

El discurso presidencial, que comenzó a las 11.30, transcurrió en momentos en que en las inmediaciones del Congreso se desarrollaban protestas de docentes y becarios del Conicet, sin que hubiera público simpatizante del oficialismo, tal como ocurría en la gestión pasada.

El mandatario nacional, además, recordó las premisas que había propuesto el año pasado en el mismo escenario: "Pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unión de los argentinos".

Conflicto docente

"Nosotros queremos cuidar a los docentes... no creo que (Roberto) Baradel necesite que nadie lo cuide"

Comentarios