Economía
Miércoles 24 de Mayo de 2017

Aranguren abre una polémica con las provincias por el aumento de la tarifa de luz

El ministro de Energía anticipó que publicará el detalle de lo que facturan las distribuidoras, para desagregar el aumento nacional y provincial

"Algunos quieren confundir, pero nosotros (gobierno nacional) somos responsables del componente generación de energía, del valor de los electrones y del valor de transporte. Pero no de la distribución, con excepción de Capital y Gran Buenos Aires, a través de Edenor y Edesur". Lo dijo ayer Juan José Aranguren, ministro de Energía y Minería, durante una entrevista de dos horas con un puñado de medios ( La Capital, entre ellos).

El ex titular de la petrolera Shell explicó, respecto de las tarifas, que "muchas empresas provinciales, en el ámbito de la distribución, tuvieron la libertad de ir ajustando como quisieron, nadie las controló por años".

Y llegado el nuevo gobierno, "muchas han continuado con esas políticas, aumentando por encima de lo que ha sido el costo de generación. Hubo casos, como el Chaco, que tiene una cautelar que nos impide facturarles el costo de generación, y sin embargo trasladaron el aumento al público diciendo que la responsabilidad es del gobierno nacional", fustigó en la sala de reuniones del noveno piso del histórico edificio del Ministerio de Economía de la Nación.

Luego el ministro, que fuera cuestionado por su doble pertenencia al mundo empresarial privado y, de manera simultánea, al gobierno nacional, abundó: "Cuando usted mira los incrementos de tarifas en la Epec, EPE y de otras provincias, usted ve que los aumentos de tarifas fueron mayores, ¿por qué?, porque le siguieron agregando el costo de distribución y se lo ponen en la mochila del gobierno nacional, cuando la distribución corresponde a las provincias (con excepción de Edenor y Edesur)".

Por lo demás, Aranguren anticipó que con las provincias "iremos discutiendo y desenmascarando situaciones, cuando se presenten supuestas confusiones. Si algunas provincias (como el caso de Córdoba) han expresado que las tarifas que cobra la mayorista Camesa son distintas —según de qué provincia se trate— le decimos que la respuesta es no. Se cobra igual a todos. Lo que sí hemos hecho —para evitar un gran impacto— es dividir en tres los costos de distribución de Edenor y Edesur (que maneja el gobierno nacional)", concedió.

Para terminar con los malos entendidos, Aranguren anunció: "Vamos a publicar (antes de fin de mes) en la página web del Ministerio de Energía y Minería los valores que cobra cada una de las distribuidoras (los cuadros tarifarios), indicando cuál es el componente de generación, de transporte, distribución y de impuestos, que también difieren según las provincias".

"Y ahí veremos quién cobra cada cosa", desafió.

Finalmente, el ministro explicó cómo fueron las etapas de ajustes de tarifas aplicadas hasta el momento por su ministerio: "Cuando tomamos la administración teníamos tarifas promedio de 90 pesos por megawatt hora, en 2015, cuando la estimación del costo era de 900. O sea, se cubría sólo el 10 por ciento. Generamos una recomposición tarifaria que fue pasar de 90 a 320 pesos (en el primer tramo). En febrero pasado llegamos a 400 y en marzo a 640. Con un costo estimado (actual) de 1.270 pesos, 42 por ciento más que en diciembre de 2015", explicó.

Pero para el ministro de Energía del gobierno de Cambiemos las tarifas actuales apenas cubren "el 50 por ciento del costo".

El Estado nacional, por ley, no puede regular el valor agregado de distribución, privativo de las provincias, y en algunos casos incluso de municipios (cooperativas).

Diferente es el caso del gas, donde los caños atraviesan provincias y son de jurisdicción federal.

Comentarios