Economía
Viernes 04 de Agosto de 2017

Anita Martínez, tras la recuperación de los clubes de barrio

La diputada nacional y precandidata a concejala por Cambiemos Anita Martínez, preocupada por la situación de riesgo que tienen los jóvenes en la periferia de la ciudad a causa de la inseguridad, propuso varias acciones para contrarrestar la problemática.

La diputada nacional y precandidata a concejala por Cambiemos Anita Martínez, preocupada por la situación de riesgo que tienen los jóvenes en la periferia de la ciudad a causa de la inseguridad, propuso varias acciones para contrarrestar la problemática. Una de ellas: el "padrinazgo" de clubes barriales, ya que —dijo— "su recuperación es un camino para contener e inculcar valores en los jóvenes".

El "padrinazgo" facilitaría la coordinación entre el sector privado y los clubes de barrio, y las empresas podrían así financiar obras y mejoras que los clubes necesitan, previa presentación en la Secretaría de Promoción Social. El proyecto estuvo coordinado junto a Agustina Bouza, concejala de Rosario y ex integrante del seleccionado nacional de hockey Las Leonas.

En los detalles del proyecto se puntualiza que Promoción Social, como autoridad de aplicación, no sólo deberá recibir y analizar los casos sino controlar su correcto cumplimiento. "Eso, para nosotros es un Estado eficiente; que usa su información y su capacidad para conectar a los privados entre sí y producir una mejora en el bienestar de la población", detalló Martínez.

La referente de Cambiemos explicó que de esta manera "se trata de mejorar la calidad de vida de los jóvenes, combatir la droga y fomentar el espíritu de educación". Además, argumentó: "La inseguridad es un problema serio y derrotarla debe ser un objetivo de toda la sociedad". "Es un compromiso que tenemos que asumir todos, independientemente del partido político", agregó.

Para el equipo técnico que acompaña a Anita Martínez, la actividad social que desarrollan los clubes de barrio es fundamental. Por ello, consideran que "es necesario recuperar la historia e identidad de cada barrio salvando a sus instituciones". Además, considera que "esos recintos cumplen una función social a la hora de mirar hacia el futuro, ya que son parte de una red de contención de muchos chicos y jóvenes".

Las instituciones barriales que podrán beneficiarse de este régimen de promoción son todas aquellas que tengan su domicilio legal y su sede dentro de la ciudad. Son más de 300, no pueden contar entre sus actividades el desempeño de deporte profesional y deben tener personería jurídica vigente aprobada dos años antes de la presentación del trámite. En este sentido, la diputada destacó el trabajo de Renata Ghilotti, que, junto a la agrupación Abogados PRO, viene realizando un asesoramiento integral sobre la personería jurídica de los clubes de barrio, entre otras cuestiones.

A la cancha. Anita Martínez impulsa la actividad deportiva para jóvenes.

Comentarios