Economía
Jueves 13 de Julio de 2017

Agenda marcada por la inflación, el dólar y los impuestos

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que "se consolida una tendencia a la baja" en materia inflacionaria, tras la difusión de un índice de 1,2 por ciento en junio pasado. También resaltó que al dólar, que experimentó una suba en las últimas semanas, "no hay que prestarle mucha atención" ya que, bajo su gobierno, "fluctúa" sin restricciones.

"Por suerte, estamos bajando la inflación, como habíamos prometido. Con este 1,2 por ciento, que es el primer índice nacional, y eso marca que seguimos consolidando la tendencia a la baja, que es lo que queremos todos, porque la inflación siempre castiga a los que menos tienen", evaluó el mandatario al visitar la provincia de Córdoba.

Al respecto, Macri advirtió que "no se podía vivir con ese Indec que decía que esto era Disney", en una conferencia de prensa que brindó en compañía del gobernador cordobés, entre otros.

En relación a la suba del dólar, el primer mandatario sostuvo que la moneda estadounidense "fluctúa libremente, a veces sube y a veces baja, y no hay por qué prestarle mucha atención".

Al respecto, señaló que incluso la moneda norteamericana "viene acompañando" el proceso económico y que, por lo tanto, "es muy bueno para la Argentina".

El líder de Cambiemos indicó que "ahora las empresas pueden venir y comprar y vender en dólares, porque no tienen el cepo, y si el día de mañana les va bien, y quieren mandar un dividendo, lo pueden hacer". Y agregó: "El que siente que si viene, se puede ir, va a querer venir".

Finalmente, Macri auguró: "La Argentina es el país que más va a crecer en los próximos 20 años, y ya estamos creciendo. Vamos a terminar este año creciendo alrededor del 3 por ciento y en 2018 vamos a crecer más".

En relación al cepo (restricción a la compra de dólares para ahorro implementado por la gestión de Cristina Kirchner), el presidente criticó que "ese dólar era una mentira, porque no llegaba cualquiera sino al que tenía un acomodo".

También pidió "bajar los impuestos en general", al alertar: "Nos están matando a los argentinos individualmente".

De inmediato, Macri insistió en que se debe "trabajar en la reforma impositiva" que impulsa su gobierno, un camino que consideró apropiado para "que haya más trabajo" y se pueda "reducir la pobreza".

Comentarios