Economía
Martes 21 de Marzo de 2017

Advierten sobre el peligro de una "guerra de pobres contra pobres" por las protestas sociales

La CGT y otras organizaciones replicaron a la ministra Bullrich, quien dijo que las fuerzas de seguridad dispersarán a los que se movilicen

Luego de que la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, advirtiera ayer que las fuerzas policiales comenzarán a actuar para desactivar los piquetes, el triunviro de la CGT, Héctor Daer, alertó sobre el peligro de que ocurra en la vía pública "una guerra de pobres contra pobres" si la Casa Rosada lleva a la práctica ese anuncio.

En tanto, las organizaciones sociales Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa CCC afirmaron que el gobierno de Mauricio Macri tendría que "preocuparse más en cómo resolver los problemas" de la gente "antes que preocuparse de quiénes se movilizan".

"Paso a paso, de una manera lógica, vamos a empezar a actuar. El Gobierno porteño, en la ciudad de Buenos Aires, y nosotros en las rutas federales", indicó Bullrich.

Al respecto, la funcionaria resaltó que "habrá una actuación" para desactivar los piquetes que puedan registrarse en calles y rutas del país, en el marco de protestas y reclamos sociales, aunque de una "manera lógica".

Bullrich sostuvo que, con la transferencia de la Policía Federal a la ciudad de Buenos Aires, "se terminó de armar un sistema de seguridad que tiene dos pisos", uno referido a las fuerzas de seguridad provinciales y, el otro, a las federales.

"Esas policías (en referencia a las 23 provinciales y la porteña) tienen que hacerse cargo de todo lo relacionado a la seguridad, incluido el orden público local", explicó.

En esa línea, Bullrich agregó: "Las fuerzas federales harán lo propio con el orden público, por ejemplo, en la autopista a Ezeiza, la Panamericana, la ruta 3 o en distintos lugares que son trazas federales".

Acerca de los piquetes, la ministra señaló que "la Gendarmería y las fuerzas policiales actuarán como lo hacen en cualquier parte del mundo: dispersando".

"Esa dispersión puede implicar una consecuencia. ¿Los argentinos queremos un orden democrático? Bueno, eso requiere que las fuerzas actúen", aseveró. Y agregó: "Vamos a actuar. Cuando actuemos, no entremos en la paranoia de la Argentina".

También sostuvo, en ese marco, que existe una "sobreactuación de la calle" y criticó el paro nacional anunciado por la CGT para el 6 de abril próximo (ver página 9), al advertir que "en el mundo no existen más, solo acá existen, es algo que quedó en el pasado".

"En lugar de discutir por los carriles democráticos, está todo planteado en términos de ganar o perder", se quejó la ministra, que añadió que "no se puede todos los días, a toda hora, estar protestando".

En sintonía, el embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, destacó que "cuando el peronismo no gobierna" los reclamos sociales y gremiales adquieren "una virulencia, por momentos inusitada", que no tienen cuando se trata de una administración del PJ.

No obstante, enfatizó que eso "no tiene que ser una excusa" sino que, por el contrario, es necesario "meterle para adelante, cumplir los compromisos con la palabra empeñada, atender los reclamos y dedicarse a resolverlos".

Por su parte, Daer advirtió sobre el peligro de que ocurra en la vía pública "una guerra de pobres contra pobres" si el gobierno concreta el protocolo antipiquete.

Además, consideró que "lo que hay que atacar no es" el corte de calle "sino las consecuencias que llevan al éxito" de ese bloqueo vehicular, que pasan —a su entender— por "las cada vez más grandes desigualdades" sociales.

Asimismo, consideró que el gobierno actúa al respecto según las encuestas de opinión. "Es un tema que lo miden en términos del estado anímico de la población", abundó.

Puntualmente sobre los piquetes, el gremialista reconoció que "hay algunos que son totalmente sobredimensionados, en términos de que son diez tipos que cortan la avenida 9 de Julio (en el microcentro porteño)".

Sin embargo, Daer manifestó que existen "otras marchas a las que habría que diferenciar de los piquetes, porque lo que hacen es visibilizar las grandes desigualdades que hay en el país".

"Una enorme irresponsabilidad"

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, tildó ayer de "irresponsabilidad enorme" a las declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sobre el relanzamiento del protocolo antipiquete. En ese sentido, consideró que "es erróneo abordar la problemática social como si fuera un problema de seguridad". Paralelamente, el titular de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, opinó que "si el gobierno de Mauricio Macri plantea esto y lo comienza a ejecutar, se va a equivocar". Y fundamentó: "Hay compañeros que en la desesperación están dispuestos, sin pelearse con nadie, a salir a reclamar por sus derechos".

Comentarios