Ovación
Sábado 21 de Mayo de 2016

Dybala confesó que no tiene "permiso" de Juventus para ir a los Juegos Olímpicos

El delantero argentino sorprendió al expresar que su club no le permitirá viajar a Río de Janeiro para disputar los JJOO. Martino lo excluyó de la Copa América Centenario.

El delantero Paulo Dybala confesó hoy "no tener permiso" para acudir a los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 debido a que Juventus no le otorgará el correspondiente visto bueno para la cita que se llevará a cabo en agosto próximo.
Una vez concluido el encuentro de la Supercopa Italiana, en el estadio Olímpico de Roma, el ex atacante de Instituto mantuvo un diálogo con uno de los periodistas acreditados y tiró la novedad, que ya debe estar preocupando al DT Gerardo 'Tata' Martino.
"Ahora vas a pensar en los JJ.OO.?" le espetaron en zona mixta, luego de haber conquistado el bicampeonato con la 'Vecchia Signora', tras superar en la final a Milan, por 1-0.
Y entonces, el argentino respondió tímidamente: "No tengo permiso", en declaraciones que reprodujo el portal italiano Calciomercato.
Como los clubes no están obligados a ceder a los jugadores para la cita olímpica, Juventus retendrá a Dybala. Entonces, el atacante, de 22 años (23 goles y 9 asistencias en el campeonato de la Serie A) se quedará "sin el pan y sin la torta" como se dice en estos casos, porque no fue citado para integrar el plantel que disputará la Copa América del Centenario, a realizarse en los Estados Unidos, entre el 3 y 29 de junio próximo.
El técnico Martino había pensado en la posibilidad de incluir al goleador Dybala en la nómina de jugadores afectados para los Juegos Olímpicos, sin utilizar una de las tres plazas de mayores de 23, que permite el Comité Olímpico Internacional (COI).
Argentina debutará el 4 de agosto enfrentándose a Portugal, en partido por la zona D. Luego se enfrentará a Argelia (7 de agosto), en otro encuentro que se jugará en el estadio Olímpico de Río de Janeiro. El tercer y último encuentro de la llave clasificatoria será ante Honduras (10 de agosto), en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Comentarios