Aguas Santafesinas
Domingo 30 de Octubre de 2016

Duras críticas de referentes opositores al pedido de Assa de subir 89 por ciento la tarifa

Defensores de los derechos del consumidor cuestionaron la magnitud de la suba solicitada por "exagerada" y objetaron el servicio que se brinda.

Con duras críticas, defensores de los derechos de los consumidores rechazaron el pedido de aumento del 89 por ciento que elevará Aguas Santafesinas al gobierno provincial. "Es un tarifazo que el santafesino medio no está en condiciones de afrontar", lanzó Oscar Urruty, integrante del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress). "Es una solicitud desproporcionada respecto a cualquier parámetro de la economía", sumó Alberto Muñoz, ex titular del Enress. "Es un pedido exagerado justo en momentos que se ha logrado controlar la inflación", planteó Julia Bonifacio, jefa de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor.

Los cuestionamientos no quedaron ahí. Hubo objeciones a la calidad del servicio que se presta, la falta de presión de agua en los barrios y la demora en la colocación de medidores, que ahora la empresa promueve masificar su instalación para reducir el consumo y disminuir fugas.

El planteo de la empresa fue anunciado por el presidente del directorio de Assa, Sebastián Bonet. Apunta a incrementar la tarifa un 38 por ciento en el primer bimestre del año próximo y luego un 11 por ciento, acumulativo, durante tres bimestres consecutivos.

Para justificar la suba que se solicitará esta semana por nota al Ministerio de Infraestructura provincial, el funcionario destacó que la estructura de costos de la empresa "se disparó este año por el tarifazo energético nacional y el impacto de la devaluación para la adquisición de insumos importados", muy por encima de la inflación oficial que viene midiendo el Indec para el nivel general.

Una vez que el Ejecutivo reciba la solicitud de Assa la girará al Enress, que deberá convocar a audiencias públicas en Rosario y Santa Fe, se presume antes que termine el año.

Culminados esos espacios de participación ciudadana, el Ente emitirá su dictamen, que no es vinculante para la gobernación. A partir de allí la Casa Gris estará en condiciones de anunciar la magnitud y modalidad de la suba tarifaria para 2017.

Rechazo. En diálogo con La Capital tres referentes defensores de los derechos de los usuarios salieron al cruce de la solicitud de Assa a la que juzgaron exagerada.

"Es claramente un tarifazo que el santafesino medio no está en condiciones de afrontar", señaló Urruty. El representante de la oposición en el Ente agregó: "Si al menos se tratara de un servicio de excelencia podría ser considerado, pero dista mucho de serlo".

En ese sentido el ex legislador del PPS comentó que "el Enress está recorriendo los barrios de Rosario y recibe muchísimos reclamos de deficiencias en el servicio, en la presión de agua".

Y sumó: "Hace tiempo nos había llegado la versión que el gobernador (Miguel Lifschitz) pretendía eliminar los subsidios a la empresa para que sus gastos operativos se cubran íntegramente con ingresos propios. Para nosotros no está mal que se destinen subsidios a los servicios públicos como definición política. El impacto de sacarlo es este tarifazo".

Para el ex titular del Enress, Alberto Muñoz se trata de un "pedido de aumento absolutamente desproporcionado, exagerado, que está por encima de cualquier registro inflacionario y de todos los parámetros de la economía".

Muñoz advirtió que " a diferencia de otros servicios públicos como el gas, Assa viene aumentando su tarifa de manera sostenida en los últimos 8 años desde que gobierna el Frente Progresista. Y siempre por encima de la inflación real".

"Además —continuó— en los últimos años no ha habido mejoras sustanciales en la prestación del servicio. Incluso la nueva planta potabilizadora de Granadero Baigorria todavía no ha impactado positivamente en los barrios, salvo algunos sectores de la zona norte".

Por su parte, la jefa de la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, la macrista Julia Bonifacio sostuvo: "Habría que evaluar en base a qué se fundamenta ese pedido, ya que hoy en día se logró controlar la inflación".

En ese sentido la funcionaria municipal planteó que "el pedido del 89 por ciento parece al menos inicialmente exagerado".

Comentarios