Inseguridad
Viernes 02 de Septiembre de 2016

Dueños de garajes ponen reparos a la instalación de cámaras lectoras de patentes

"Si hay una posibilidad de controlar las patentes, el ámbito ideal sería la calle, no las playas de estacionamiento del centro", dijo Oscar Liberton, titular de la cámara que agrupa a los "garajistas"..

El Concejo Municipal, en el marco de la batería de medidas aprobadas anoche con las que se declaró la emergencia en materia de seguridad, dio luz verde a una ordenanza a que las playas de estacionamiento incorporen cámaras lectoras de patentes para informar a la policía si eventualmente hay autos robados en esos estacionamientos. Según la norma, la implementación y la financiamiento del sistema estará a cargo de la Provincia con un valor cercano a los 300 dólares.
Oscar Liberton, de la Cámara que nuclea a los dueños de las playas de estacionamiento, se mostró "sorprendido" con la ordenanza aprobada anoche.
"No fuimos consultados. Nos enteramos por los medios de comunicación. Nos causó un poco de sorpresa. Es un poco extraño. Al principio no le dimos entidad porque parecía algo que no iba a trascender. Y hoy a la mañana cuando me informaron me causó una gran sorpresa", sostuvo el empresario en declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho.
Liberton expresó que la iniciativa ya había sido planteada hace unos meses por las autoridades. "En ese momento no nos dio la impresión de que la gente que circule con un auto robado venga y estacione en nuestros negocios. Si hay una posibilidad de controlar las patentes, el ámbito ideal sería la calle, no las playas de estacionamiento del centro".
"Nos hubiera gustado recibir alguna consulta como para poder analizar el tema con más profundidad y seriedad. Hoy, estoy sorprendido. A simple vista parece que las soluciones de los conflictos vienen siempre de la mano de la inversión del privado. No me resulta claro cómo se implementará esto. No le veo un beneficio tan grande a la seguridad tener un control de si el auto que está en nuestro negocio es robado o no. El auto que crea conflicto es el que está en la calle, cercano a cometer un delito y no la persona que llega con el suyo a nuestros negocios", añadió.
Liberton contó que hace unos años tuvo en su negocio un auto "que había sido robado. Pero eso se detecta en el momento. Si te dejan un auto y no lo vienen a buscar a la noche, te resulta sospechoso, entonces hacés una consulta policial y ahí aparece que tiene pedido de secuestro. Eso nace de la experiencia. Nadie se olvida cuatro días un auto dentro de una playa de estacionamiento".

Comentarios