Rugby
Sábado 08 de Octubre de 2016

Duendes y Old Resian están dispuestos a escribir la historia

Duendes va por la séptima corona consecutiva y Old Resian por la primera. La final, a las 16.15. Antes Jockey-Crai

Duendes va por la séptima corona consecutiva y Old Resian por la primera. La final, a las 16.15. Antes Jockey-Crai

El Regional del Litoral 70º Aniversario del Club Logaritmo Rugby llegó al final de su recorrido y lo hizo con dos equipos rosarinos en cancha: el ya infaltable Duendes y el sorprendente Old Resian. Sólo uno de ellos se hará acreedor a la Copa 120º Años del Banco Municipal de Rosario en juego. El partido comenzará a las 16.15 y será dirigido por Mauro Rivera.

Se prevé un partido más emotivo que bien jugado, como todas las finales. Serán ochenta minutos en los que la cabeza jugará un papel fundamental y en este sentido ambos demostraron que están muy fuertes en ese aspecto. Aún así ninguno de los dos puede descuidarse ya que el rival de turno tiene armas como para no perdonar los errores. Las diferencias pasarán por otro lado: por quien logre tener la pelota y darle la mejor utilización posible. Arriesgar será un verbo casi prohibido. Es una final, con todo lo que ello implica.

Si bien el antecedente inmediato entre ambos favorece al equipo de Fisherton, que se impuso 29-25 en el arranque de la zona Campeonato, tomarlo como referencia de cara al partido de esta tarde sería un error, ya que la instancia no es la misma y los protagonistas tampoco. De hecho el verdinegro presentará seis cambios con respecto al equipo que cayó en el Grantfield a mediados de agosto y Old Resian tres. Analizando el camino desandado por ambos, por un lado está al tricolor, que mostró un crecimiento notable en su juego: basta con recordar que descendió en 2005, volvió al círculo mayor del rugby regional en 2014 y hoy está disputando la final. Por eso más allá del resultado, Old Resian puede festejar porque quedó evidenciado que el proyecto por el cual apostó cuando llegó Rubén Serri le da sus frutos. Por otro lado, está el verdinegro, que puso de manifiesto una vez más que por más difícil que sea "sabe mantenerse" en los lugares de privilegio, aunque este año con un recambio pronunciado le tocó sudar más de la cuenta.

En ese contexto, las ganas de Old Resian de coronarse por primera vez en su historia chocará con la experiencia que tiene Duendes (ganador en diez oportunidades del torneo, las últimas seis de manera consecutiva) en disputar este tipo de encuentros. Sin embargo no está todo dicho. Queda el último capítulo.

Los entrenadores son los responsables de poner a los equipos en las finales y son los jugadores quienes las ganan. Hoy, más que nunca, hay treinta hombres que tienen la última palabra.

Comentarios