Edición Impresa
Domingo 02 de Marzo de 2014

Dudas de los chicos y el debate por la identidad

—¿Cuál es tu mirada sobre el debate por la memoria en las escuelas?

—Yo milito en el espacio de Ciudad Futura, con Giros, y me gusta destacar cómo se labura en Etica, la primera escuela de gestión social de Rosario. Allí al Día de la Memoria no lo consideramos un feriado para el relax o para no ir a clases, sino que se hacen talleres donde los alumnos tienen la posibilidad de pensar lo que fue el 24 de Marzo y lo que significa hoy. Vinculamos el pasado con el presente, porque no entendemos el futuro sin la memoria activa. Ese feriado es un laburo cotidiano donde creo que hasta el Ministerio de Educación podría tener una labor mucho más presente, porque si no queda librado de alguna manera a la decisión de los docentes de cada escuela, cuando la memoria tiene que ser política de Estado.

—¿Qué consultan los alumnos que visitan o se acercan al Museo de la Memoria?

—Coordino el Centro Documental, que es una suerte de archivo construido con material donado. La gran mayoría de las consultas que recibimos son de pibes de secundaria. Y muchos quieren saber si en su barrio hubo un desaparecido, o saben que lo hubo y vienen a averiguar para reconstruir esa historia. Otra cosa que realizan muchos es hacer una relación, inescindible creo yo, entre los muertos de ayer y los de hoy, los pibes que matan en los barrios hoy y los que asesinaron o secuestraron de madrugada en ese mismo barrio hace 37 años. Ahí es cuando les digo a los compañeros que no perdimos, porque si vos tenés una ventanita para que venga un pibe y te pregunte alguna relación entre eso es porque hay mucho para hacer, crear y modificar.

Comentarios