Información general
Martes 22 de Noviembre de 2016

Dramático relato de Zulemita sobre Carlos Nair que "tiene problemas de bulimia, drogas y alcohol"

El hijo del expresidente Carlos Saúl Menem atraviesa una complicada situación de salud y adicciones. A principios de mes salió de la cárcel y lo está cuidando su hermana.

La situación de Carlos Nair Menem es muy complicada. El hijo del expresidente Carlos Saúl Menem dejó a principio de mes el penal de San Martín y ahora cumple con prisión domiciliaria en la casa de su hermana, Zulemita, en un country de Pilar.
Carlos Nair se encuentra medicado y acompañado por psiquiatras pero, según la hija del ex Presidente y Zulema Yoma, "tiene actitudes que no son de una persona normal" y "tiene problemas de bulimia, anorexia, drogas y alcohol". Fue detenido en Moreno el 2 de junio de 2015 por tener un su poder un arma con la numeración limada.
"Carlos hace cosas que van en su contra. Creo que sigue consumiendo. Se me está haciendo cada día más duro y más difícil, no veo que tenga voluntad de salir", contó Zulemita, muy dolida, en diálogo con el programa Infama. Según su testimonio, está muy flaco y vomita la medicación pero suele hacer grandes pedidos de comida por delivery, entonces sospecha que esa es la vía por la cual logra ingresar drogas a su hogar.
Embed
"Lo han visto alcoholizado, pidió alcohol por delivery. Drogas no vi pero lo veo con actitudes que no son de una persona normal. No veo que esté descontrolado porque está cuidado por otras personas, a las que les he puesto la casa para que lo cuiden. Sí está con una tratamiento psiquiátrico y muchas veces pierde la voluntad, no quiere", confesó Zulemita sobre la situación que se vive en su propio hogar, al tiempo que afirmó que "se equivoca y vuelve a la cárcel, y no por un año, sino por cuatro o cinco".
A raíz de su comportamiento, dijo que está "viendo de hacer una internación para su recuperación". Y agregó: "No estoy arrepentida porque prefiero tratar de que las cosas salgan bien. Es mi hermano y hago todo lo posible pero no es un chico de 15 años, está más cerca de los 40 que de los 20, si no le pone voluntad lamentablemente es imposible. Tiene problemas de trastorno de la personalidad".
"No quiero que se quede toda la vida en la casa porque creo que tiene la posibilidad de recuperarse, como cualquier personl. Debe tener en claro que no está libre, está con una prisión domiciliaria. Respira un poco de más y vuelve", concluyó.

Comentarios