Mafia china
Domingo 12 de Junio de 2016

Dos supermercadistas chinos denunciaron haber sufrido amenazas y extorsiones

El caso más grave se produjo en la zona oeste. El comerciante denunció que balearon el frente de su local y dejaron una nota escrita en chino mandarín.

Dos supermercadistas de nacionalidad china denunciaron anoche haber recibido amenazas de muerte en sus respectivos locales, uno ubicado en la zona oeste y el otro en el sur de Rosario. En uno de los episodios, la víctima afirmó que balearon el frente de su negocio y que le dejaron una nota escrita en idioma chino mandarín en la que le exigían la entrega de cien mil pesos por año a cambio de no asesinarlo a él y a su familia.
Fuentes policiales consignaron a La Capital que el que sería el más grave de los hechos se denunció en la seccional 14ª. Allí se presentó Guo Wen Lin, de 45 años, quien dijo ser propietario del supermercado ubicado en Montevideo 5756, en la zona oeste de Rosario.
El comerciante relató que cerca de las 21, mientras se encontraba en el interior del negocio, escuchó varias detonaciones de armas de fuego. Al salir a la calle para ver qué había ocurrido, advirtió que el portón de ingreso de su negocio presentaba cuatro impactos de bala y que en ese lugar habían dejado una nota escrita a mano en papel madera, con un mensaje sumamente amenazante escrito en chino mandarín.
Textualmente, la nota decía: "Hola amigo. Vos, si no querés pagar a la mafia china estate seguro que vas a tener muchos problemas. Si vos no querés colaborar, estate seguro que mis paisanos te van a matar a vos y a toda tu familia. Y si denunciás a la policía, estoy seguro que vas a morir más rápido. Tu opción es abonar cien mil pesos por año".
Unas horas antes, alrededor de las 19, Che Jian Quing, de 37 años y dueño de un supermercado ubicado en Italia al 2700, se presentó en la seccional 5ª y denunció que unas horas antes recibió una llamada telefónica en la que también lo extorsionaron. En este caso, la víctima escuchó desde el otro lado de la línea que un hombre le decía: "Hola, soy Martín. Ando con la mafia china y argentina".
Según la denuncia, esa persona le solicitó una fuerte suma dinero, que no trascendió, a cambio de "no romperle todo el negocio y no balearle la casa".

Comentarios