Edición Impresa
Viernes 17 de Febrero de 2012

Dos rosarinos compartieron una travesía en la Fragata Libertad

Son egresados del secundario y viajaron con chicos de todo el país para valorar la geografía argentina

Cuando llegó la invitación pensábamos que nos íbamos a aburrir, que todo sería muy rígido, pero nada de eso pasó. Fue una experiencia única, muy gratificante", dicen Anaclara Berdinelli y Juan Cruz Almada, dos estudiantes rosarinos que participaron de la travesía del buque Escuela Fragata ARA Libertad, organizada por el Ministerio de Defensa y que convocó a estudiantes que egresaron del secundario en 2011 de todo el país.

Anaclara tiene 18 años y por estos días está haciendo los cursillos para comenzar arquitectura en la Universidad nacional de Rosario (UNR). Juan Cruz tiene 17 y se prepara para empezar el primer año de biotecnología. Los dos egresaron del secundario del Colegio María Auxiliadora de Rosario, donde el año pasado tuvieron un papel destacado en la Feria de Ciencias y Tecnología del Ministerio de Educación de Santa Fe. Por esa misma razón el Ministerio los eligió para compartir esta singular travesía.

Satisfacción. Uno y otra se muestran más que satisfechos y felices al haber podido concretar lo que definen como "una experiencia inolvidable", que se extendió desde el 31 de enero hasta el 6 de febrero, y sumó a unos 50 jóvenes.

Según relatan a La Capital Anaclara y Juan Cruz, la cita se dio en Buenos Aires: "Llegamos al igual que otros chicos de todas las provincias, en todos los casos un varón y una mujer, elegidos con diferentes criterios, algunos por ser mejores promedios, otros como nosotros por haber participado en la feria de ciencias y haber alcanzado un lugar destacado en las mismas".

Luego se trasladaron en micro a la Base Naval Mar del Plata, donde después de instalarse en la Fragata Libertad recorrieron las instalaciones de la Armada de la ciudad balnearia hasta que partieron hacia Buenos Aires. "Fue un viaje de 36 horas arriba del barco", agregaron sobre lo que duró el tiempo propio de navegación.

Conocer y compartir. "La verdad es que teníamos la idea de que como era de la Armada todo sería muy rígido, que nos iban a levantar a todos a las 7 de la mañana tipo militar, pero nada de eso pasó", confiesan con una sonrisa cómplice los dos estudiantes que viajaron acompañados por el profesor Raúl Suárez, coordinador provincial de las ferias.

"Los camarotes eran amplios, el barco en general es hermoso, y la única actividad asignada que teníamos era conocer y compartir", recuerdan sobre esta particular invitación, que por primera vez extiende el Ministerio de Defensa al ámbito escolar.

Anaclara dice que al principio "estaba un poco mareada por el movimiento del barco" y hasta durmió en el piso; aunque todo lo recuerda con alegría, porque —tal como indica— "lo más lindo fue la amistad lograda, ver ese mar hermoso que tenemos, de aguas transparentes y darnos cuentas que todos los que estábamos allí, con costumbres tan distintas, hasta de cómo sentíamos cada uno el clima, disfrutábamos de lo mismo".

En la travesía los estudiantes recibieron clases de los propios alumnos de la Fragata, en particular de cómo hacer nudos y cómo se comunican con las banderas entre los barcos, entre otras prácticas.

Juan Cruz asegura que lo que más le gustó "fue navegar esas 300 millas por el Océano Atlántico, la integración con los chicos de todas partes, y descubrir la alegría que tenían muchos chicos que por primera vez veían el mar".

Objetivo cumplido. Los dos rosarinos recuerdan que el objetivo de la convocatoria fue que pudieran conocer la geografía del país, y reconocer el mar como parte del territorio argentino, además de la integración entre los jóvenes que representaban a las diferentes provincias. "Y se logró, ojalá se repita y que otros chicos tengan esta misma oportunidad", dicen y agregan que "la despedida fue triste", aunque quedaron firmes muchas nuevas amistades.

Esta actividad, organizada por el Ministerio de Defensa y destinada a egresados de la promoción 2011 de todas las provincias, contó con la participación del titular de esa cartera nacional, Arturo Puricelli.

La propuesta apuntó a que los jóvenes tengan "la experiencia de conocer la actividad marinera que desarrolla la Armada y, a su vez, extender sus conocimientos sobre las riquezas y posibilidades que nuestro mar brinda", según recordaron desde el ministerio nacional. Agregaron además que durante la travesía, los estudiantes tuvieron la posibilidad de "adquirir conocimientos sobre las distintas faenas marineras y las labores académicas que se cumplen a bordo del buque escuela durante sus viajes de instrucción".

La actividad se dio en el marco del programa del Ministerio de Defensa de la Nación "El mar nos une", que promete repetirse anualmente e intensificarse "para acercar el mar a la sociedad a través de los jóvenes".

Comentarios