Policiales
Miércoles 15 de Junio de 2016

Dos pibes graves tras ser atacados a balazos en un pasillo de villa Moreno

Dos pibes de 15 y 18 años resultaron gravemente heridos en inmediaciones de Doctor Riva y Dorrego al ser atacados con balazos calibre 9 milímetros desde dos autos que los emboscaron.

Dos pibes de 15 y 18 años resultaron gravemente heridos en inmediaciones de Doctor Riva y Dorrego al ser atacados con balazos calibre 9 milímetros desde dos autos que los emboscaron. "Trompis", de 15 años, y "Nacho", de 18, fueron emboscados al salir de uno de los pasillos de la villa Moreno y quedaron internados en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Si bien en principio se mencionó que este ataque estaba enmarcado en la interna de la barra brava de Newell's Old Boys, en el barrio desvirtuaron esa aseveración. "Esto no fue por la barra. Fue la gente de un transero que andaba buscando a otros pibes del barrio y como pasa siempre la terminan pagando inocentes", explicó una vecina de la cuadra, que dijo haber escuchado alrededor de 50 detonaciones de armas.

Víctor tiene 15 años, le dicen "Trompis" y vive con su familia en un pasillo ubicado en inmediaciones de Doctor Riva y Moreno. El pasillo tiene entrada por ambas calles. El lunes, pasadas las 21, el adolescente terminó de cenar y le dijo a su abuelo que ya volvía. Entonces se fue con "Nacho", sobrenombre de Ignacio, de 18 años, que vive a un par de calles de lo de Trompis y lo había ido a buscar para tomar algo.

Sin luz. "Los chicos salieron y el pasillo estaba llenó de gente. Había muchas criaturas. En la calle no había luz, algo que se viene repitiendo desde las últimas tres o cuatro noches. Y ahí aparecieron dos autos y empezaron los tiros. Se escuchó una banda de disparos que no terminaban más", explicó una de las vecinas de la cuadra.

El primero en sentir el ardor del plomo fue Trompis, quien recibió impactos en su abdomen. Inmediatamente fue el turno de Nacho, quien también cayó tomándose la panza. Ambos quedaron tirados y revolcándose del dolor, mientras los que estaban en el pasillo se desbandaban buscando refugio.

"¿Si ésto fue por la interna de la barra de Newell's? Nada que ver. Esto fue porque un transero de zona sur andaba buscando a otros pibes del barrio y se confundieron. Le tiraron a los primeros que vieron", agregó otra de las doñas de la zona. Los vecinos relataron que los disparos provinieron de dos autos —uno color rojo y otro blanco— en los que viajaban entre cuatro y cinco personas. También hablaron de disparos en ráfaga, aunque los oídos más entrenados indicaron que podría tratarse de pistolas reformadas. "El barrio está jodido hace rato", dijo una muchacha.

Muy graves. A Trompis lo llevaron al Heca en un patrullero Comando Radioeléctrico. Era quien tenía las heridas más graves. Ingresó a las 21.15. "Llegó con una herida en el abdomen que le provocó laceración hepática, perforación gástrica, de intestino delgado, colon y un hemoperitoneo (presencia de sangre en la cavidad abdominal) importante", explicó ayer Néstor Marchetti, director del Heca.

Nacho, en tanto, fue llevado en un auto particular y entró a la guardia a la misma hora que su amigo. "Tenía una herida en el abdomen que le provocó perforación gástrica, intestino delgado y vejiga. Ambos fueron operados y habrá que esperar su evolución en las próximas 24 o 48 horas", indicó el médico. Pasado el mediodía los parientes de Trompis indicaron que el pibe había ingresado nuevamente a cirugía.

Comentarios