Información Gral
Martes 18 de Octubre de 2016

Dos femicidios fueron seguidos de suicidios

Dos mujeres fueron asesinadas por sus parejas, que luego se suicidaron, en dos casos de femicidio cometidos en el sur del Gran Buenos Aires, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.

Dos mujeres fueron asesinadas por sus parejas, que luego se suicidaron, en dos casos de femicidio cometidos en el sur del Gran Buenos Aires, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.

El hecho más reciente ocurrió anteayer por la tarde, en el partido bonaerense de Lanús, donde la víctima fue acuchillada delante de su nieto de tres años.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que todo comenzó alrededor de las 19, en una vivienda situada en Chascomús 644 de Villa Obrera, en dicho partido del sur del conurbano, donde Vanesa Débora Moreno, de 38 años, residía junto a su pareja, Alejandro Diego Ruíz, de 43, su hija y el hijo de esta.

De acuerdo a los voceros judiciales, la hija de Moreno dejó a su hijo al cuidado de su abuela y se ausentó de la casa unos 40 minutos, y al regresar halló a su madre muerta en su habitación, sobre un charco de sangre.

La joven advirtió que la casa estaba desordenada y luego se dirigió hasta un lavadero del fondo donde halló a Ruíz ahorcado con una manguera, la cual el hombre había colgado del techo pero la misma cedió, por lo que quedó tirado en el suelo, precisaron los voceros.

Ante esta situación, la hija de Moreno pidió auxilio a un vecino que llamó al 911 y cuando los policías y los médicos llegaron al lugar la pareja ya estaba muerta.

Según las fuentes, los médicos forenses determinaron que Moreno recibió dos cortes en el cuello con un arma blanca y que Ruíz se suicidó ahorcándose.

En la escena de crimen, los peritos secuestraron un cuchillo que se cree fue el utilizado por el hombre para asesinar a Moreno, con quien estaba en pareja hacía unos meses.

En ese sentido, una vecina contó ayer a la prensa que la pareja se había instalado en el barrio hacía seis meses y que ella "los vio pasar un par de veces" y que en esas ocasiones "siempre se peleaban y se puteaban".

"Llegó la hija con su pareja y los encontró. El nene estaba en el medio. Salió con el pantalón con sangre. Un desastre. Después estuvo acá, en mi casa, y le di gaseosa", recordó la vecina.

En Florencio Varela. El otro femicidio se conoció en las últimas horas pero ocurrió la noche del jueves último, en un local de venta de artículos dietéticos ubicado en San José 1471, de Florencio Varela, también en la zona sur del conurbano, propiedad de Silvia Filomena Ruiz, de 55 años.

De acuerdo a los médicos que inspeccionaron luego el cadáver, la mujer presentaba cuatro puntazos en la espalda, un fuerte golpe en el maxilar inferior, lesiones en el brazo izquierdo y en el parietal derecho y heridas en las manos.

Tras descubrir el crimen, los investigadores se entrevistaron con distintos familiares, amigos y conocidos de la víctima y establecieron que la última persona con la que había estado Ruiz fue su ex pareja, identificada por la policía como Claudio Rijoi, a quien ella había denunciado en reiteradas oportunidades por violencia de género.

Los voceros indicaron que los propios parientes de Ruiz le contaron a la policía que la mujer había finalizado hacía poco la relación con Rijoi a raíz de los hechos denunciados, pero que el hombre no aceptaba la decisión que había tomado ella.Sin embargo, cuando los investigadores fueron a buscar a Rijoi descubrieron que se había suicidado la misma noche del jueves, arrojándose debajo de un tren, a unos mil metros del comercio de su ex mujer, a la altura de la Estación Bosques, de la línea Roca.

Investigan por qué tanto el cadáver del hombre como el de la mujer tenía una cadenita de su pareja.

Comentarios