La ciudad
Jueves 16 de Febrero de 2017

Dos exjueces y un martillero, a juicio oral por una estafa con depósitos judiciales

Se trata de los exmagistrados Alejandro Martín y Jorge Scavone, quienes están acusados de formar parte de una asociación ilícita junto a un martillero, un secretario y un empleado del Banco Municipal.

El fiscal Carlos Covani solicitó la elevación a juicio de la causa por maniobras fraudulentas con fondos judiciales del Banco Municipal. En la misma causa están implicados dos exjueces, un martillero público, un secretario de juzgado y un empleado de la entidad bancaria, además de dos abogados que ya fueron condenados a tres años mediante un proceso abreviado.
Los implicados son Alejandro Martín, quien estaba a cargo del juzgado Civil y Comercial Nº17 y fue destituido en diciembre de 2013 a través de un jury por mal desempeño, y Jorge Scavone, quien estaba al frente del Civil y Comercial Nº1 y se jubiló. Además, se encuentran procesados el martillero Oscar Kovalevsky, el secretario de Martín, Ricardo Lavaca y el empleado bancario Tomás Martínez Echenique.
"Las pruebas que tenemos son suficientes y está todo documentado acerca de los movimientos de dinero y la gente que cobró", le aseguró esta tarde a La Capital el fiscal, quien estimó que "a raíz de la gravedad institucional del caso y la cantidad de hechos que hubo", la pena para los acusados "no será mínima".
Según indicó, el cargo más grave que pesa sobre los acusados es el de asociación ilícita, el cual prevé una penas de entre 3 y 5 años de acuerdo al grado de responsabilidad de los imputados. "El martillero Kovalevsky y Martín están sindicados como jefes organizadores, mientras que los otros tienen el grado de partícipes", señaló.
No obstante, esta causa ya tiene a dos condenados. Ellos son los abogados García Montaño y Jorge Heter, quienes fueron condenados a tres años de prisión en suspenso y entre 5 y 7 años de inhabilitación para ejercer la profesión tras ser hallados culpables de inventar juicios ejecutivos falsos para absorber fondos de cuentas judiciales.
Según fuentes judiciales, se calcula que la estafa de los fondos oscila el millón y medio de pesos, que fueron movidos entre abril de 2010 y junio de 2012.
El pedido de juicio fue elevado al juzgado de Instrucción Nº12, a cargo de Mónica Lamperti y se estima que en algunas semanas será remitido al juzgado de Sentencia.

Comentarios