La ciudad
Viernes 10 de Junio de 2016

Dos empresas ya compraron pliegos para participar del nuevo sistema de transporte

Se trata de la actual prestataria, Rosario Bus, y de una empresa correntina. El 27 de junio vence el plazo para sumarse a la licitación

A poco más de dos semanas del cierre de la apertura de la licitación para la concesión de Servicio Público del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) en Rosario, hasta ayer había dos empresas que compraron los pliegos para participar de la compulsa y otras dos se mostraron interesadas en reuniones que sostuvieron con funcionarios municipales.

Las empresas que compraron los pliegos fueron Rosario Bus —actual concesionario privado del sistema en Rosario— y Ersa Urbano Sociedad Anónima (de Corrientes). Las otras dos son firmas que a lo largo de los últimos años también mostraron intenciones de participar como concesionarios del transporte urbano de colectivos (una de Santa Fe y otra de Mendoza). Suele suceder en la mayoría de las licitaciones que los oferentes compren los pliegos dentro de las últimas 48 horas antes del vencimiento del plazo.

El 27 de junio vence el plazo que tienen los interesados en la compulsa para presentarse. La Municipalidad abrió la convocatoria el 5 de abril pasado, después de que el Concejo aprobara los pliegos del llamado a licitación del servicio de transporte público, en septiembre de 2015. El Ejecutivo envió el proyecto a fines de octubre de 2014. El futuro sistema incluye un nuevo esquema para los recorridos de los colectivos, con líneas troncales, secundarias y barriales.

Para la adquisición de los pliegos las empresas tuvieron que desembolsar 200 mil pesos. Para la secretaria de la Movilidad municipal, Mónica Alvarado, "en este escenario de incertidumbre, que haya ya dos pliegos y otros dos más estudiándolos, es auspicioso".

Características. Se prevé una concesión de diez años, con opción a otros tres y dos más. Según la prórroga de la concesión otorgada el año pasado al sistema actual, prevé una extensión por tres años (2018) o hasta que se licite y defina el nuevo sistema. Fue la salida que encontraron para no llegar al límite del plazo otorgado, como viene ocurriendo con diferentes temas más sensibles para los ciudadanos, como la movilidad.

De acuerdo al pliego aprobado por los ediles, de prosperar la compulsa, el sistema constará de tres redes que integrarán todo el ejido urbano de la ciudad. En principio, habrá una red primaria, de 9 líneas, con coches que transitarán las principales avenidas, incorporando unidades articuladas con una frecuencia estimada de 6 minutos, garantizando la conectividad de toda la ciudad con el área metropolitana.

También se implementará una red secundaria de 23 líneas, que desde cada uno de los barrios garantizará llegar directo al principal destino de viaje, con una frecuencia de 10 a 12 minutos.

Por último, una red barrial de 8 líneas interconectará distintos sectores del mismo barrio, con una frecuencia estimada entre los 12 y los 15 minutos. Se proponen que haya en el sistema 827 unidades, de las cuales 25 serán articuladas y 50 trolebuses.

Entre otras particularidades, los usuarios abonarán una tarifa al inicio del viaje, que tendrá validez durante un tiempo determinado, en el que se podrá usar más de una línea para llegar a destino. Durante el día este tiempo es de una hora y durante la noche de 2 horas. Este tipo de tarifa garantiza el acceso a combinaciones entre estas tres redes para llegar mejor al destino en función de distintas necesidades.

El proyecto del nuevo Sistema de Transporte Público incluye otras novedades como la incorporación de un nuevo corredor eléctrico con unidades nuevas y más trolebuses para la línea K; la posibilidad de ofertar, por parte de las empresas que participen del proceso de licitación, unidades impulsadas con otras energías limpias (GNC, híbridos, baterías con recarga eléctrica o solar, etcétera); unidades con sistema de aire acondicionado frío-calor; piso bajo para mayor accesibilidad a los usuarios; asientos identificados para pasajeros especiales; espacio para sillas de ruedas o coches de bebés; información gráfica de recorridos, paradas y combinaciones en todas las unidades; diseños con colores que identifican fácilmente cada una de las redes; pantallas dinámicas de leds frontales con información de línea, sentido y próximos 3 destinos importantes y; en todos los casos, tecnología de combustión Euro 3.

Comentarios