Policiales
Viernes 21 de Octubre de 2016

Dos detenidos con drogas y una poderosa arma de colección

Agentes antinarcóticos y de la TOE allanaron un departamento de Callao al 3900 y apresaron a dos hermanos. Tenían una pistola calibre 10 mm.

Buscando armamento presuntamente utilizado en violentas disputas callejeras, efectivos de la la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) realizaron dos allanamientos en los monoblocks ubicados en Callao al 3900. Allí la policía detuvo a dos hermanos, de 19 y 22 años, y secuestro una pistola calibre 10 milímetros marca Smith & Wesson, un arma poco convencional en el país. Además secuestraron 20 proyectiles para el arma mencionada. "Al lugar llegamos por información de calle haciendo tareas de inteligencia sobre sospechosos de realizar el cuidado de puntos de venta de drogas. Se lograron dos detenciones y el secuestro de un arma muy potente", explicó el comisario Alejandro Druetta, a cargo de Inteligencia Zona Sur de la policía antinarcóticos.

Según fuentes de la investigación, el viernes 7 de octubre a las 20 Germán Mendoza, un gasista de oficio de 30 años, llegó hasta Callao y Presidente Quintana en su moto Honda Titan SG. Estacionó frente a un negocio de reparación de celulares y cuando estaba a punto de ingresar dos hombres pasaron en una moto y abrieron fuego contra el lugar. Mendoza recibió dos impactos de bala en la cabeza y un tercer plomo en el abdomen. Mientras era trasladado al Hospital de Emergencias, donde quedó internado en grave estado, los agresores huyeron velozmente. Los investigadores recolectaron en la escena una decena de vainas servidas calibre 9 milímetros y las pertenencias del muchacho. El caso quedó en manos del fiscal Luis Schiappa Pietra.

Víctima equivocada. Cintia, hermana de la víctima, relató poco después del ataque que "a Germán lo seguían para robarle la moto. Eran dos tipos en una Twister y le gritaron algo. El le dio a toda marcha y se metió en una tira de edificios. Ahí los pibes le empezaron a tirar". Sin embargo, con el correr de las horas, pesquisas que trabajaron sobre el terreno recabaron información de que el ataque que terminó hiriendo a Mendoza no era para él sino para "un muchacho llamado Kevin, que reside en un departamento de 2º piso de Callao al 3900". Además, información de calle que le llegó a los antinarcóticos rosarinos indicaba que en esos monoblocks había al menos un punto de venta de drogas.

Armados. Así ayer a la mañana los efectivos irrumpieron en dos lugares en simultáneos con ordenes de allanamientos gestionadas por la fiscal de Flagrancia Andrea Vega. Una casa contigua a los edificios que fuera el objetivo del ataque a balazos el pasado 7 de octubre y un departamento de 2º piso de los monoblocks. En las dos viviendas residen miembros de una misma familia. Según las fuentes, en la casa baleada hace dos semanas el resultado del operativo fue negativo. Pero en el departamento fueron detenidos los hermanos Kevin Alexis y Mario R., de 19 y 22 años respectivamente.

En el domicilio incautaron 112 gramos de cocaína dividida en 40 tubos eppendorf y una bolsa con droga para reponer. Cada frasquito tiene un precio de mercado que oscila los 300 o 350 pesos. Pero lo que obnubiló a los policías fue el hallazgo de una pistola calibre 10 milímetro marca Smith & Wesson, compatible con un calibre 41 Magnum según describieron los investigadores. El arma es inusual en el mercado rosarino y se calcula que en el país no exceden la docena de unidades. "Es un arma que Smith & Wesson desarrolló para la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y que en Argentina tienen coleccionistas. Es una arma potente, con un precio de mercado que oscila los 2.500 dólares. Es un arma similar a la que usaba el personaje de James Sonny Crockett (interpretado por Don Johnson) en la serie División Miami", explicó el vocero.

Comentarios