Juegos Olímpicos Río 2016
Martes 16 de Agosto de 2016

Dos competidoras se enredaron en un incidente y su solidaridad conmovió a los jueces

Las corredoras se ayudaron mutuamente y llegaron últimas para fundirse en un conmovedor abrazo.

La atleta neozelandesa Nikki Hamblin y la estadounidense Abbey D'Agostino se vieron envueltas en un accidente durante las series olímpicas de 5.000 metros, lo quue provocó distintas lesiones en ambas y las llevó a terminar últimas, pero el gesto solidario que tuvieron llevó al jurado de la competencia a recalificar a ambas atletas y permitirles estar en la final del viernes.

Hamblin pisó el borde la pista, se desplomó y cayó delante de D'Agostino, quien no hizo a tiempo a esquivarla. Ambas quedaron tendidas en la pista, mopstrando gestos de dolor. Primero Hamblin se mostró al borde de las lágrimas, pero la reacción de la estadounidense cuando quiso retomar la competencia fue peor, ya que tenía un gran dolor en una de sus piernas.

Primero fue D'Agostino quien detuvo su marcha para ayudar a Hamblin, pero luego la neozelandesa advirtió que su rival casi no podía pisar y regresó para ayudarla a ponerse de pie.

Embed


En medio de muestras de dolor, ambas atravesaron la meta en último lugar: Hamblin fue decimoquinta con 16:43.61, y D'Agostino demoró casi treinta segundos más, 17:10.02.

El emotivo abrazo del final entre ambas convenció a los jueces que estaban presenciando una lección a la altura de los Juegos Olímpicos. Si se reponen de sus lesiones, Hamblin y D'Agostino estarán en la competencia final.

Comentarios