la_region
Domingo 28 de Agosto de 2016

Dos chicas murieron en un trágico accidente en la ruta 11 a la altura de Barrancas

Tenían 16 y 18 años, viajaban hacia el pueblo en auto junto con dos jóvenes de 27. El vehículo despistó y dio varios vuelcos.

La ruta nacional Nº 11 se convirtió ayer en una trampa mortal que se llevó la vida de dos chicas de 16 y 18 años, cuando el auto en el que viajaban junto con dos jóvenes de 27 despistó, dio varios vuelcos y quedó dado vuelta en la cuneta. Las jóvenes murieron en el acto, mientras que los muchachos se encontraban ayer en estado crítico en el Hospital José María Cullen, de Santa Fe. La comunidad de Barrancas, de donde son todos los protagonistas del accidente, estaba ayer conmocionada y de luto.

   El accidente se produjo aproximadamente a las 6 de la mañana de ayer, cuando Santiago Roggero, de 27 años, conductor de un Volkswagen Bora color gris (dominio KMH-296) que circulaba en sentido sur-norte por Ruta nacional Nº 11, presuntamente desde Maciel, perdió el control del vehículo entre los kilómetros 389 y 400. Después de dar espectaculares vuelcos, quedó destrozado fuera de la cinta asfáltica.

   Allí perdieron la vida Micaela Pérez, de 16 años, y Dolores Demarchi, de 18, quienes iban a bordo del automóvil.

   Mientras tanto, Roggero y David Piccinelli, también de 27 años, fueron trasladados por una ambulancia del Samco local al Hospital José María Cullen, de Santa Fe. Al cierre de esta edición, y según informaron fuentes policiales, los jóvenes se encontraban internados en terapia intensiva con politraumatismos graves, y se evaluaba intervenirlos quirúrgicamente.

    Según se supo, Piccinelli ingresó inconsciente al centro asistencial, y se encontraba en estado crítico con asistencia respiratoria artificial, mientras que el conductor estaba consciente, pero con traumatismos severos en piernas y cadera.

Investigan qué ocurrió. Aunque todo es objeto de investigación, se trata de establecer si el conductor del auto quedó dormido o si mordió la banquina y perdió entonces el control. El VW Bora quedó destrozado en la cuneta, luego de perder el motor y una de las ruedas, que quedaron tiradas a metros del cuerpo del automóvil, lo que dio una idea de la violencia del siniestro.

   Aparentemente, no hubo ningún otro vehículo involucrado en el accidente, ocurrido a pocos metros de una zona de ingreso y egreso de camiones, tal cual se podía leer en un cartel muy cercano al lugar del siniestro.

   Al parecer, los jóvenes venían de la localidad de Maciel, aunque no se pudo determinar si habían ido todos juntos o si los muchachos recogieron a las chicas en una parada de colectivos, tal como lo deslizó un medio de Barrancas.

Dolor en la comunidad. Lo cierto es que esta comunidad del departamento San Jerónimo, a unos 90 kilómetros de Rosario, se vio ayer conmovida por la tragedia. Aunque no hubo información oficial sobre si se establecería una jornada de duelo, la comuna colgó en su muro de Facebook un crespón negro y planteó el "profundo dolor" en la comunidad. "Dios dé fortaleza a las familias por sus hijos fallecidos", posteó el gobierno local.

   Esta exclamación fue seguida por una gran cantidad de comentarios de los vecinos del lugar. Fuentes de la comisaría hicieron saber que mucha gente se acercó a la casa de las jóvenes que fallecieron para expresarles sus condolencias.

   Las actuaciones sumariales se encuentran a cargo de la comisaría 3ª de Barrancas perteneciente a la Unidad Regional XV, con participación la Unidad Fiscal de Homicidios el fiscal Omar De Pedro como responsable.


Comentarios