Policiales
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Dos años de prisión y reglas de conducta por matar a un hermanastro

Un joven de 24 años fue condenado en un juicio abreviado a dos años en prisión efectiva por matar de una puñalada a un medio hermano adolescente tras una discusión.

Un joven de 24 años fue condenado en un juicio abreviado a dos años en prisión efectiva por matar de una puñalada a un medio hermano adolescente tras una discusión. Si bien el imputado está en condiciones de acceder a la libertad por el tiempo que pasó en prisión preventiva, se le ordenó como regla de conducta que transite un período de rehabilitación de adicciones en una institución médica.

Brian Miguel Herrera, de 15 años, falleció el 9 de marzo de 2015 en Hospital de Emergencias como consecuencia de una fatal puñalada que le atravesó el tórax.

Un día antes el chico había ingresado al hospital en grave estado desde Rueda al 4900, donde vivía con su familia en una de las casas de chapa y madera que se levantan a ambos lados de un pasillo.

De acuerdo a datos recogidos por la policía en el lugar, la fatalidad alcanzó Brian en la calle mientras discutía con un joven que fue identificado como su medio hermano. En ese contexto el agresor decidió poner fin al pleito al tomar un cuchillo con el cual hirió de muerte a Brian.

Figura penal. La investigación del hecho quedó en manos del fiscal Ademar Bianchini, que junto a personal de la Policía de Investigaciones (PDI) centraron su mirada en el sospechoso.

A los pocos días detuvieron a Juan Manuel Salvatierra, de 19 años, que fue imputado de homicidio simple, aunque la defensa planteó que se trató de una legítima defensa.

Luego de transitar varios meses en prisión preventiva, Salvatierra admitió la autoría del hecho y en diciembre de 2015 se autorizó su traslado a una granja de rehabilitación de adicciones, donde cumple la medida cautelar.

En ese marco, tanto la defensa encabezada por Martín Ricardi, del Servicio Público de la Defensa Penal; y el fiscal Bianchini, acordaron condenarlo a 2 años de prisión efectiva por homicidio simple en exceso de legítima defensa.

El acuerdo, que tuvo el consentimiento del imputado, se homologó ayer en una audiencia que se desarrolló en Tribunales y presidió el juez José Luis Suárez, y rubricaron el defensor y el fiscal Pablo Pinto por el Ministerio Público, en suplencia Bianchini.

Libertad condicional. El joven, que ya transcurrió más de 8 meses de prisión preventiva, está en condiciones de acceder a la libertad condicional, lo cual quedó plasmado en el acuerdo de juicio abreviado, donde se dispone el cese de prisión.

No obstante, también se le impusieron reglas de conducta que deberá cumplir hasta marzo de 2017, cuando se extingue la pena. Puntualmente deberá seguir su rehabilitación en la misa institución, donde se le ordenó fijar domicilio legal, y ponerse a disposición de la dirección Provincial de Control y Asistencia Pos Penitenciaria.

Comentarios