El Mundo
Jueves 12 de Enero de 2017

Donald Trump desmintió un supuesto chantaje sexual por parte de Rusia

El presidente electo sí admitió que el Kremlin estuvo detrás del ciberataque durante la campaña. Tenso cruce con un periodista de CNN

Desafiante e inflexible, el presidente electo, Donald Trump, reconoció ayer finalmemte que Rusia estuvo detrás del hackeo contra el Partido Demócrata durante la campaña electoral y negó las "noticias falsas" filtradas a la prensa que aseguran que Moscú puede tener información comprometedora sobre él. En su primera conferencia de prensa desde fines de julio,Trump regañó a los medios por publicar el material el martes. Su extraordinaria defensa a apenas nueve días de su juramentación dominó la conferencia durante la cual anunció a un nuevo miembro de su gabinete, explicó sus planes para desentenderse de su imperio empresarial, y habló del futuro de la ley de salud conocida como «Obamacare».

Trump es blanco de acusaciones no verificadas de lazos con el Kremlin para ganar la elección contra la demócrata Hillary Clinton y de que Rusia posee material sexual que podría comprometerlo y servir para chantajearlo. "Me parece una desgracia que se difundiera la información. Yo vi la información, la leí fuera de esa reunión", dijo, aludiendo a un informe que recibió de los jefes de inteligencia de su país. "Todo esto es una porquería, una mentira. Gané las elecciones limpiamente y ahora quieren ensuciarme", dijo Trump en la conferencia en la que regañó reiteradamente a los periodistas.

El encuentro tuvo su momento de tensión cuando Trump acusó una y otra vez a la cadena CNN de ser mentirosa y de dar "falsas noticias". "Usted me está acusando, déjeme preguntar, por favor", pidió el enviado de la cadena, Jim Acosta. "Falso periodista", le replicó Trump y lo ignoró. Miembros de su staff aplaudieron lo ocurrido y luego, incluso, advirtieron a Acosta que si volvía a presionar para pedir la palabra sería removido de la sala de prensa. CNN emitió luego un comunicado ratificando su decisión y la forma en que publicó los informes sobre Trump que el presidente electo rechazó por falsos. "Esa prensa es basura", dijo Trump.

Más temprano en Twitter, Trump dijo ser víctima de "una caza de brujas" y preguntó: "¿Estamos viviendo en la Alemania nazi?". Negó a la vez tener negocios con Rusia o en Rusia.

Sobre el muro fronterizo, el mandatario electo declaró que las negociaciones con México para financiar la construcción del muro comenzarán apenas asuma el cargo. Nuevamente prometió que "México pagará por el muro, pero será un reembolso" posiblemente en impuestos.

Trump eligió la glamorosa sede de sus oficinas corporativas y del búnker que instaló para manejar la transición presidencial para la conferencia. Sin embargo, como ya es costumbre no pudo evitar que manifestantes se congregaran frente al edificio para protestar contra las políticas que piensa implementar.

Lo que sí aceptó Trump fue la información sobre los demócratas y su candidata presidencial Hillary Clinton, que la inteligencia rusa habría obtenido a través de ataques informáticos. Después de semanas de mofarse de informes de que los rusos habían hackeado los sitios web demócratas para transmitir correos que perjudicaban a Hillary, dijo que sí, creía que Moscú había hackeado el Comité Nacional Demócrata. Preguntado acerca de su relación con el presidente ruso Vladimir Putin, Trump se jactó de que es una mejora con respecto a lo que llamó "la horrible relación actual (de EEUU) con Rusia". "Si Putin estima a Trump, pues qué les parece, eso es una ventaja, no una desventaja. No sé si tendré una buena relación con Vladimir Putin, espero que sí, pero es muy posible que no".

Agentes de inteligencia informaron a Trump la semana pasada que Rusia poseía un informe no fundamentado con información personal y financiera comprometedora para él. El documento contiene información sin pruebas acerca de una estrecha coordinación entre el círculo íntimo de Trump y los rusos para hackear las cuentas demócratas, así como denuncias no demostradas sobre actividades sexuales inusuales de Trump y otras insinuaciones atribuidas a fuentes anónimas. Según la documentación, Trump habría contratado a varias prostitutas para que orinasen mientras él miraba en el colchón de la misma suite presidencial del hotel Ritz Carlton en la que se habían hospedado Obama y la primera dama, Michelle Obama, durante una visita a Moscú. El informe también recoge que el Kremlin ofreció a Trump suculentos negocios inmobiliarios relacionados especialmente con la Copa Mundial de Fútbol que se jugará en Rusia en 2018, aunque éste los habría rechazado.

A pocos días de su juramentación como el 45º presidente de EEUU, Trump prometió que reemplazará la ley de salud del presidente Barack Obama. Los republicanos están de acuerdo con derogarla, pero no saben cómo reemplazarla. Trump anunció que entregará el completo control de sus empresas" a sus hijos Donald Trump Jr. y Eric Trump para impedir conflictos de intereses cuando él se convierta en jefe de Estado.

"Todo esto es una porquería, una mentira. Gané las elecciones limpiamente y ahora quieren ensuciarme"

Comentarios