El Mundo
Viernes 27 de Mayo de 2016

Donald Trump alcanzó el número de delegados para ser proclamado candidato

Logró al menos 1.237, pese a que aún faltan las primarias de California y otros grandes Estados. Y todos sus oponente ya se retiraron.

Donald Trump logró superar el umbral de 1.237 delegados necesarios para asegurarse la candidatura republicana a las elecciones presidenciales de noviembre, según varios medios estadounidenses. Trump ha obtenido hasta ahora 1.238 delegados de los 2.472 que irán a la convención republicana de julio en Cleveland (Ohio), según el recuento de delegados de la web RealClearPolitics. La CNN le da a Trump 1.237 delegados, el mínimo necesario para asegurarse la nominación republicana. A falta de un recuento oficial del Partido Republicano, los principales medios estadounidenses hacen el propio.

   Trump consideró hoy "un honor" haber conseguido los 1.237 delegados para garantizarse la nominación, mientras que la ex secretaria de Estado Hillary Clinton sigue luchando con el senador Bernie Sanders por la candidatura demócrata. "Estas personas que están detrás de mí nos permitieron superar la barrera", dijo Trump en una conferencia de prensa en Bismarck, Dakota del Norte, acompañado en el escenario por delegados de ese Estado que le dan su apoyo. Este jueves, CNN y ABC, así como la agencia Associated Press, habían informado que Trump franqueó la barrera de los 1.237 delegados a la convención partidaria. El senador por Texas Ted Cruz, tendría 559 delegados, el senador por Florida Marco Rubio 165 delegados y el gobernador de Ohio John Kasich 161 delegados, según RealClearPolitics. Pero estos tres precandidatos republicanos ya se retiraron de la carrera despejando el camino de Trump.

   Aunque Trump tiene ya el número de delegados para asegurarse la nominación, el proceso de primarias continúa porque cada Estado tiene que elegir a los delegados a la convención. Así, el nombre de algunos de los rivales de Trump sigue apareciendo en las boletas. Y ahí es donde va el voto "anti-Trump". Como a muchos votantes republicanos no les gusta el multimillonario, eligen a otro precandidato, aunque sepan que Trump será el nominado republicano.

   Todavía quedan por repartir 303 delegados. La próxima gran cita electoral será el 7 de junio, cuando se celebren primarias republicanas en California, Montana, Nueva Jersey y Nuevo México.

   Trump aceptará formalmente en la convención republicana de julio la nominación a las elecciones presidenciales de noviembre. El republicano Newt Gingrich, ex presidente de la Cámara de Representantes, calificó de "verdaderamente histórico" el hecho de que haya conseguido en menos de un año el número necesario de delegados para asegurarse la nominación. "Las clases de ciencias políticas y de historia se pasarán años estudiando el fenómeno Trump al igual que las clases de comunicación y periodismo", aseguró Gingrich, cuyo nombre suena como posible candidato a vicepresidente en la papeleta con Trump.

   El hecho de que haya conseguido al menos 1.237 delegados evitará dramas, ya que la Convención Nacional Republicana no será una convención disputada ("brokered convention", en inglés), como muchos deseaban. En este tipo de convención no hay un candidato claro, sino que se vota hasta que uno de los candidatos obtiene la mayoría de votos de delegados.

Obama: hay inquietud en el mundo por el republicano

Los líderes mundiales que están "inquietos" por el candidato presidencial republicano, Donald Trump, tienen buenas razones para sentirse así, dijo ayer Barack Obama. El presidente de Estados Unidos acusó al virtual candidato republicano a la presidencia de ignorancia sobre cuestiones internacionales.

   Expresando su opinión sobre la carrera demócrata para sucederle, Obama también restó importancia a las preocupaciones sobre que la larga lucha entre Hillary Clinton y Bernie Sanders en las primarias esté debilitando al partido, y informó que sus crecientes ataques cruzados son parte inevitable porque las campañas se tornan "gruñonas".

   Obama habló sobre la campaña presidencial durante una conferencia de prensa en Japón, donde asiste a una cumbre del G-7, y dijo que los líderes mundiales están sorprendidos por el magnate inmobiliario y no saben hasta qué punto tomarse en serio sus palabras. "Les inquieta, y con buen motivo", comentó el presidente. "Porque muchas de las propuestas que ha hecho muestran o bien ignorancia sobre asuntos internacionales o una actitud arrogante, o un interés en obtener tuits y titulares".

Comentarios