Policiales
Viernes 17 de Febrero de 2017

Doce años de cárcel por un crimen y por robar camiones de garrafas

Dos hermanos fueron condenados a 12 años de prisión por un homicidio, un intento de asesinato y tres asaltos a camiones cargados con garrafas en Villa Gobernador Gálvez y Pueblo Esther. Se trata de Claudio Antonio "Polo" Zalazar, de 31 años; y Osvaldo Maximiliano "Popito" Zalazar, de 23, quienes están detenidos desde hace dos años.

Dos hermanos fueron condenados a 12 años de prisión por un homicidio, un intento de asesinato y tres asaltos a camiones cargados con garrafas en Villa Gobernador Gálvez y Pueblo Esther. Se trata de Claudio Antonio "Polo" Zalazar, de 31 años; y Osvaldo Maximiliano "Popito" Zalazar, de 23, quienes están detenidos desde hace dos años.

Las sentencias fueron acordadas mediante un procedimiento abreviado entre la defensa y los fiscales a cargo de las distintas causas que luego fueron unificadas: Adrián Spelta, de Homicidios, y Fernando Rodrigo, de Investigación y Juicio. El acuerdo fue homologado por el juez Juan José Alarcón.

Homicidio de Aldo Acosta

Merced a este acuerdo, los hermanos Zalazar admitieron su culpabilidad como coautores del homicidio de Aldo Acosta, de 58 años y padre de Norma Acosta, una mujer que había denunciado públicamente a Luis "Pollo" Bassi (acusado como autor intelectual del crimen de Claudio "Pájaro" Cantero) de ordenar el incendio intencional de la alcaidía de Jefatura en el que murió su ex pareja, Miguel "Japo" Saboldi. Y la investigación del homicidio expuso vínculos entre los Zalazar y miembros de la familia Bassi.

La tarde del 19 de noviembre de 2014 Acosta y su hijo Anselmo, de 14 años, subieron a un Fiat Palio engañados por dos personas que les dijeron que los llevarían a ver un terreno para cortar el césped.

Según relataron oportunamente testigos, al llegar al cruce de Paraguay y Kennedy, una zona de quintas de Villa Gobernador Gálvez, dos personas los hicieron bajar del auto. Entonces llegó una moto con dos ocupantes que les dispararon.

Aldo murió alcanzado por seis balazos mientras que su hijo resultó herido de tres disparos. Por el crimen de Acosta, los hermanos Zalazar fueron condenados como coautores de homicidio agravado por uso de arma de fuego, y por las heridas sufridas por el adolescente les imputaron una tentativa de homicidio.

Entre las evidencias contra Polo y Popito hubo un reconocimiento positivo de testigos que los señalaron en la escena del hecho. Y sobre el móvil, en su momento el fiscal sostuvo que las líneas de investigación no apuntaban a la víctima sino a su hija Norma, conocida por sus denuncias contra los Bassi.

Garrafas

Cuando fueron acusados por el crimen de Acosta los Zalazar ya se encontraban presos. Popito había caído el 29 de diciembre de 2014 luego de un procedimiento por el robo de un camión de la empresa Hipergas en Pueblo Esther. Ese día cuatro ladrones en un auto aprovecharon que el chofer había bajado a descargar mercadería en un negocio y lo asaltaron. Luego de llevarse el camión, hicieron subir al chofer a un auto y lo liberaron a 200 metros del cruce de la ruta 21 con la A-012.

El chofer advirtió a la policía y luego de un rastrillaje detuvieron a Juan C. al volante del camión y a Popito, que lo acompañaba en una moto de baja cilindrada. Por ese hecho cayó Polo el 5 de enero de 2015.

A los hermanos les atribuyeron ese robo y otros similares ocurridos el 13 de agosto y el 29 de septiembre de 2014 en Villa Gobernador Gálvez y Pueblo Esther. Todos con la misma modalidad: interceptar el camión a punta de pistola, llevarse el camión y la carga, retener al chofer en un auto de apoyo para luego liberarlo en las inmediaciones. En uno de los hechos se quedaron con 140 garrafas cuyo valor se estimó en 20 mil pesos y en el otro se hicieron de 131 envases.

Por los atracos los hermanos aceptaron ser condenados como coautores de robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud por el disparo no puede acreditarse y robo agravado por ser en poblado y en banda, y privación ilegal de la libertad, en tres hechos.

Comentarios