Ovación
Domingo 31 de Julio de 2016

Djokovic celebró en la final de Toronto antes de ir en busca del oro olímpico

Necesitó una hora y 22 minutos para derrotar por 6-3 y 7-5 a Nishikori, tercer favorito en el cemento canadiense.

Antes de ir a buscar el sueño de la medalla dorada en los Juegos Olímpicos, el serbio Novak Djokovic logró hoy su trigésimo título de la categoría Masters 1.000 al derrotar al japonés Kei Nishikori en la final del torneo de tenis de Toronto.
El número uno del mundo, que no jugaba en el circuito desde su caída en la tercera ronda del certamen de Wimbledon ante el estadounidense Sam Querrey, necesitó una hora y 22 minutos para derrotar por 6-3 y 7-5 a Nishikori, tercer favorito en el cemento canadiense.
"Esto es lo que tenía que hacer, mejorar mi rendimiento", celebró Djokovic. "Al inicio de la semana no me sentía tan cómodo en la cancha, pero fui progresando y logré la confianza en el momento adecuado", remarcó el serbio, que dejó en claro que su próximo objetivo es la medalla dorada en Río 2016.
"Va a ser un gran honor y un placer ser parte de un evento deportivo tan renombrado y reconocido. Los Juegos Olímpicos son realmente especiales. Voy a dar mi mejor esfuerzo para luchar por una medalla", destacó el balcánico, medalla de bronce en Pekín 2008 y cuarto en Londres 2012.
Con su triunfo de hoy, Djokovic sumó su séptimo título de la temporada y el cuarto de los seis Masters 1.000 que se llevan disputados en el año.
Además de tomarse revancha de la final perdida en 2015 ante el británico Andy Murray, para el balcánico fue el cuarto título en suelo canadiense, después de las conquistas de 2012 también en Toronto, y de 2011 y 2007 en Montreal.
El japonés, ganador de 11 títulos en el circuito, pero ninguno de Masters 1.000, se mostró conforme con su rendimiento, pese a la derrota en la definición. "Fue una lástima perder la final, pero aún así fue una gran semana para mí", dijo Nishikori.
"La semana que viene voy a ir a los Juegos Olímpicos y espero poder llevar este impulso conmigo", añadió el número seis del mundo.
En el juego, una reedición de la final de Miami en marzo, Djokovic mantuvo el control del partido en el set inicial, cuando logró un decisivo quiebre en el quinto juego, que le sirvió para tomar una ventaja indescontable para su rival.
Superado por la precisión del serbio en el saque, con un porcentaje de acierto del 80 por ciento, Nishikori no tuvo ninguna posibilidad para recuperar el servicio perdido.
"Estoy contento de haber tenido esa arma hoy", destacó Djokovic. "Kei es uno de los que mejor devuelve en el circuito y un tipo muy rápido, así que tenía que servir bien para ganar".
Parecía que Djokovic se encaminaba a una victoria sencilla cuando se colocó 3-1 en el segundo set. Sin embargo, el asiático comenzó a mostrarse más agresivo en su juego y recuperó el quiebre pronto para tomar la delantera en el marcador.
No obstante, el serbio esperó su momento y volvió a quebrar en el undécimo juego, para luego sentenciar el partido con su servicio, en el tercer match point que dispuso.
Campeón de Australia y Roland Garros, Djokovic celebró este año los títulos de Masters 1.000 de Indian Wells, Miami y Madrid, con lo que llegó a 30 conquistas en este tipo de torneos, dos más que el español Rafael Nadal y seis más que el suizo Roger Federer.

Comentarios