La ciudad
Miércoles 29 de Junio de 2016

Distintas entidades se unieron por primera vez en contra de la droga

Elaboraron un petitorio conjunto que presentaron en la plaza Pringles. "Todos somos parte de la solución", alzaron la voz.

"Basta de pibes sacrificados por la droga", dijo desde el escenario de la plaza Pringles el psicólogo social Horacio Tabares, un referente ineludible de la temática, poco antes de que se invitara al público a firmar un petitorio elaborado por gran cantidad de organizaciones de todo tipo. Ayer fue la primera vez que las entidades se reunieron con el objetivo de, en conjunto, dejar en evidencia que son "parte de la solución". Para todos los asistentes, se trató un "gran paso".

La actividad se realizó en una plaza poblada hasta la mitad por los interesados en participar de la iniciativa. Allí estaban referentes de la Asociación Civil Vínculos, la Comunidad Padre Misericordioso, la Asociación Nazareth y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otras entidades, en el marco del Día Internacional contra el Consumo Problemático de Sustancias y Narcocriminalidad, que se conmemoró el pasado 26 de junio.

El petitorio será "entregado a las autoridades", puso de manifiesto Vicente Bondi, de Nazareth, mientras se escuchaba el pedido de los oradores que marcaban la necesidad de que el tema "se visibilice". En efecto, algunos carteles mezclados entre la concurrencia, en su mayoría militantes y referentes barriales agrupados en la CCC, comenzaban a hacerlo. "Ni un pibe menos por la droga", se leía en uno de los más cercanos al sitio donde se había instalado un micrófono.

En medio de la incertidumbre sobre le futuro de los jóvenes en los barrios y en las escuelas, Tabares prefirió levantar como bandera un mensaje esperanzador. Así, llamó al encuentro "asamblea de la diginidad" y dijo que situaciones similares se estaban repitiendo paralelamente en otras ciudades del país, como Buenos Aires.

Y si bien no dejó de advertir sobre el creciente consumo de sustancias, marcó la presencia, "en las calles y en distintos ámbitos", de "madres y familias que quieren que esto se acabe". En esta sintonía, pidió "apoyo y mucho corazón" a los presentes.

A todos. Luego, Bondi dijo que "lo importante es que se vea y se entienda que el problema afecta a toda la sociedad, no sólo a Puerto Madero". Así se refirió a la tragedia de Time Warp, la fiesta electrónica donde murieron cinco jóvenes después de consumir droga sintética.

Todos los oradores, entre los que también estuvieron el padre Fabián Belay, de Padre Misericordioso, y Eduardo Delmonte, de la CCC, responsabilizaron a las autoridades por la poca presencia del Estado en las barrios y sus permanentes referencias a que las víctimas son "producto de ajustes de cuenta". Lo hacen para "minimizar el problema", sostuvieron.

Sin un horizonte de desarrollo

Los impulsores del comunicado conjunto que se dio a conocer ayer a través de los parlantes de la plaza Pringles expresaron que se vive una situación de "emergencia de consumos salvajes de sustancias, y de violencias irracionales que asolan los barrios". En el comunicado, indicaron, además, que "el menudeo de las sustancias es visto como una oportunidad laboral para aquellos que, sin acceso a ningún tipo de capacitación, no tienen horizonte de desarrollo".

Comentarios