La ciudad
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Disputa por la renuncia del jefe de la Brigada Aérea

Protagonizó un áspero cruce con Seguridad y dijo estar cansado de "dobles discursos". Para la provincia, el retiro fue "obligatorio".

El jefe de la Brigada Aérea Policial (BAP), Fernando Scabuso, protagonizó ayer un áspero contrapunto con el gobierno provincial. Luego de pedir su retiro voluntario y redactar una muy crítica carta contra la dirección política de la fuerza fue objetado por el Ministerio de Seguridad, pero tildó de "mentirosa" a la justificación oficial.

La saga de acusaciones comenzó cuando Scabuso acusó de falta de inversión, falsas promesas, malos tratos y dobles discursos a los "señores políticos" .

Publicó una carta en el perfil de Facebook de la BAP, donde comunicó la decisión con la que puso punto final a 31 años de servicios en la policía santafesina. En uno de los párrafos de la misiva, Scabuso dijo que tomó esa determinación luego de "haber agotado todos los recursos posibles, institucionales y políticos, para hacer de la brigada un mejor lugar, sin haberlo conseguido".

Y, a la hora de las críticas, fue tajante: "Espero que la conducción política no sea tan autista y comience a invertir de inmediato en material y entrenamiento para la formación de nuevos pilotos policiales, ya que al momento no hay pilotos policiales de helicópteros habilitados. Creo que después de hoy en la Brigada debe haber un antes y un después".

"Mi capacidad de tolerancia pasó los límites, ya no creo en más promesas y me cansé de los dobles discursos de los señores políticos que integran la conducción de los ministerios de esta provincia", remarcó el funcionario policial sin dar nombres, hasta que llegó la respuesta ministerial.

Cuando en plena mañana de ayer el tema tomó una enorme trascendencia, Seguridad dio a conocer a través de un listado con diferentes nombres que la salida del funcionario fue "obligatoria". Es decir, que lo pasaron a retiro forzoso por haber cumplido 30 años de servicio, una especie de jubilación.

Y finalmente, Scabuso salió a responder. En diálogo con LaCapital, marcó que la divulgación de la lista con las personas que llegaron a 30 años, que se realiza cada vez que eso ocurre y forma parte de una cuestión habitual, fue para minimizar sus acusaciones.

"La armaron esta mañana (por ayer)", dijo, aunque el texto tiene fecha del 29 de noviembre. Y agregó que la confección de esa nómina es conocida "por todos" y que el gobierno santafesino no dice la verdad de lo ocurrido.

El efectivo relató que el martes concurrió al área de Personal y solicitó enmarcarse bajo el artículo 48 de la ley 11.530, por lo que se inició el trámite y el expediente partió de Rosario hacia Santa Fe.

Scabuso repitió que las autoridades ministeriales son "inoperantes" y que tomó la decisión de irse de la fuerza después de que a comienzos de la semana anterior fuera recibido por el propio titular de Seguridad, Maximiliano Pullaro. Sin embargo, siempre según el jefe de la Brigada, lo que parecía una promesa positiva terminó convirtiéndose en una grave acusación contra él.

"Después de casi un año sin verle la cara al ministro, logré un encuentro para expresarle las necesidades de la Brigada. Hablamos durante cerca de 45 minutos", sostuvo Scabuso sobre el cónclave que valoró: "Le pedí la compra de más patrullas y que me dejara capacitar al personal, entre otras cosas". El policía indicó que Pullaro dijo desconocer los problemas en el área, pero que le confirmó que se pondría a trabajar. Por eso, Scabuso salió conforme del cónclave e incluso le comunicó al personal del sector que habría mejoras.

No obstante, todo se derrumbó. Días después, Scabuso pidió un helicóptero para realizar un patrullaje, pero se lo negaron hasta que finalmente fue convocado por el titular de policía provincial, José Luis Amaya. "Me dijo que el gobierno consideraba que estaba generando una mala imagen", manifestó Scabuso sobre lo que su jefe le transmitió.

"Me sentí decepcionado por ese doble discurso. Lejos de agradecerme por haber trabajado años para mantener los helicópteros de la policía volando, pusieron sobre el tapete que el problema soy yo", destacó el referente de la Brigada por lo que decidió dar un paso al costado y redactar la fuerte misiva.

Luego, el Ministerio de Seguridad salió al cruce del funcionario policial y negó la renuncia exhibiendo un documento, firmado por Pullaro, con los nombres de todos los integrantes de la fuerza que cumplieron 30 años o más de servicio. De todos modos, Scabuso contraatacó: "Lo armaron a último momento y además falta que pase por diversas áreas para ser refrendado. Todavía no lo enviaron a las unidades regionales y hasta se deben cumplir las licencias para que la gente incluida en el escrito pueda irse de la fuerza. Yo avisé antes que renunciaba por iniciativa propia. Están mintiendo".

Comentarios