Edición Impresa
Sábado 29 de Agosto de 2015

Disfrutar aprendiendo, la clave para incorporar con éxito una lengua extranjera

El inglés inunda el universo de los jóvenes a través de la música, los juegos y las películas. También por medio de internet.

Para Mercedes Muratorio, directora regional de Cambridge English Languaje Assessment, acceder a otra lengua significa iniciar un largo camino. “Los padres deben ayudar a sus hijos a tener confianza y celebrar su progreso, para que puedan disfrutar de su inglés. Hace unos años realizamos un estudio de la Comisión Europea, comparando las competencias lingüísticas de miles de alumnos en 15 países. Hemos encontrado que uno de los factores más importantes en el aprendizaje de idiomas con éxito es tener una actitud positiva y disfrutar aprendiendo”, detalla.
  El inglés inunda el universo de los jóvenes a través de la música, los juegos y las películas, y en internet están expuestos constantemente al idioma. “Esto puede mejorar su aprendizaje si están entusiasmados y tienen las habilidades para aprender de ese entusiasmo”. Para la especialista, la educación digital es una excelente forma de extender el aprendizaje tradicional en el aula, “significa que los alumnos tienen acceso a vastos recursos y disponen de la capacidad para interactuar de maneras diferentes, también anima su independencia y permite una enseñanza más individualizada”. Sostiene que aprender un idioma implica además estar más cerca de la comunicación, a través del dominio de una lengua que incorpora palabras y gramática, también práctica y disciplina.
  “La enseñanza de idiomas es una profesión especializada que requiere de conocimientos lingüísticos, metodológicos y comprensión de la psicología. Los estudiantes siempre necesitarán de la orientación cara a cara, el apoyo y aliento de un profesional que los conozca tanto a ellos como al objeto de estudio, no existe sustituto para un buen maestro. Sucede lo mismo con la música, no importa la cantidad de música que escucho, no voy a ser capaz de tocar el piano sin un buen profesor y una gran cantidad de práctica estructurada”, grafica Muratorio.
  Desde su experiencia como profesora y coordinadora local de los exámenes de Cambridge, Analía Dobboletta también reflexiona acerca de la experiencia de internet dentro del aula. “Aquellos que tienen mayor contacto con el mundo en tiempo real y mayor exposición al inglés a través de los videojuegos, las canciones y las películas, seguramente trasladarán esto a la clase de inglés. Se trata de un conocimiento que no es activo y pasa inadvertido pero si aparece en un listening o en un reading, es un conocimiento adquirido que lo vuelcan en el aula”.        
       También valora el desafío que asume hoy el profesor para mantener la atención, desarrollar hábitos de estudio y despertar el interés de los adolescentes. “En esta concepción de que todo tiene que ser divertido, se descubre mediante el juego un modo de enseñar a los más chicos. En los adolescentes, en cambio, se incentiva el desarrollo de estrategias de aprendizaje como buscar información en un texto, no desesperarse si no comprenden algunas palabras y valerse de los recursos que aparecen en internet para diseñar actividades que faciliten la asimilación de más vocabulario”, finaliza la profesora.

Comentarios