Policiales
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Discutieron por un clásico y lo mató: le dieron 8 años

"Hice algo malo y estoy dispuesto a pagar. Pero los familiares de él me hicieron mucho daño a mí y a mi familia.

"Hice algo malo y estoy dispuesto a pagar. Pero los familiares de él me hicieron mucho daño a mí y a mi familia. Yo perdí mi trabajo y robaron mi casa", señaló ayer José Luis Chieu, un empleado de comercio de 36 años juzgado por homicidio. Fue antes de que la jueza penal Raquel Cosgaya homologara el proceso abreviado por el que fue condenado a 8 años de prisión por el crimen de Lautaro Bova, un vecino de 22 años al que le asestó una puñalada durante una discusión tras el clásico que jugaron Rosario Central y Newell's Old Boys el domingo 19 de octubre de 2014 en el Gigante de Arroyito.

Aquel día, cerca de las 19, y cuando media ciudad festejaba el 2 a 0 canalla, Lautaro Bova se cruzó con Chieu, que lucía un camiseta auriazul, en Castellanos y Centeno. El fiscal Miguel Moreno, a partir del testimonio de familiares de la víctima y de algunos vecinos, concluyó que Chieu y Bova (que era hincha de Newell's) "comenzaron a discutir por el resultado del clásico". La gresca escaló y "Bova le pegó un par de puñetes a Chieu, quien fue a su casa, se armó con una cuchilla y al salir le asestó una puñalada a la víctima".

Bova recibió una cuchillada que le atravesó el abdomen y murió dos horas después en el Hospital de Emergencias. A su vez Chieu resultó lesionado y estuvo internado con una fractura leve de la cuenca ocular en el mismo Heca, donde el fiscal Moreno le imputó homicidio simple.

Otra versión. El hombre condenado contó otra historia. Dijo que salió a festejar el triunfo de Central y que "un grupo de hinchas de Newell's del barrio lo patoteó. Entonces se defendió con el cuchillo, pero no explicó de dónde lo sacó", contó el fiscal.

Ayer a la mañana, tras el acuerdo alcanzado entre la defensora oficial Eleonora Verón y la fiscal Marisol Fabbro, la jueza Cosgaya lo condenó a 8 años de cárcel y dispuso la destrucción del cuchillo de 15 centímetros de hoja utilizado por Chieu para cometer el homicidio.

Hice algo malo. Antes de que la jueza Cosgaya leyera el fallo, Chieu (que no tenía antecedentes penales) dio su conformidad al acuerdo. "Sí estoy de acuerdo", le respondió a la magistrada. Y agregó: "Hice algo malo y estoy dispuesto a pagar. Quiero cumplir con la Justicia por lo que hice. Pero me hicieron mucho daño (los familiares del joven fallecido) a mí y mi familia. Hace menos de dos meses mataron a otro persona. Me crié y viví 25 años en el barrio. Somos trabajadores y ellos son delincuentes. Perdí mi casa y ellos me fueron a robar lo que tenía", dijo lloriqueando.

Comentarios