Colón
Domingo 27 de Noviembre de 2016

Discusión y agresión de Montero a Osella al final del partido

El DT rojinegro prefirió no hablar de este hecho, aunque distintos testigos describieron con precisión la insólita agresión de Montero.

En su etapa de jugador era común que algunos elogiaran a Paolo Montero por un supuesto caudillismo en la selección uruguaya. Un reconocido comentarista del país vecino, cansado de tantos elogios que no compartía, describió al ex defensor simplemente como "matón". Ayer el técnico sabalero tuvo una reacción propia de un matón al golpear desde atrás a Diego Osella, en momentos en que el entrenador de Newell's se encaminaba hacia el vestuario al final del partido.

El DT rojinegro prefirió no hablar de este hecho, aunque distintos testigos describieron con precisión la insólita agresión de Montero. Incluso contaron que Osella cayó al piso por el golpe y devolvió la agresión con un puñetazo que impactó en la cara de Montero.

   Osella ya había mantenido un entredicho en el segundo tiempo con el cuerpo técnico de Colón luego de reclamar una falta sobre Néstor Moiraghi. El Chengue Morales, el uruguayo que es ayudante de Montero, se molestó en ese instante con el técnico de Newell's y entre otras cosas le dijo que era un "vende humo".

En ese momento hubo un duro intercambio de palabras entre unos y otros. Todos estaban exaltados, pero la cuestión parecía que quedaba ahí.

  El desenlace de ese entredicho fue impensado. Una vez concluido el encuentro, se lo vio a Montero correr por afuera de la manga visitante por donde Osella se encaminaba hacia el vestuario. El uruguayo ingresó a la manga por el otro extremo y fue allí que golpeó por la espalda al técnico rojinegro.

   Osella terminó en el piso y cuentan que antes de caer llegó a aferrarse de Montero. Inmediatamente, el entrenador de Newell's le lanzó un golpe que impacto en el rostro del uruguayo. La intervención de una tercera persona evitó que el incidente prosiguiera.

   "No quiero hacer polémica ni meterme en cosas que desvíen nuestro triunfo y el análisis del partido. Lo que sucede en camarines queda ahí. Cada uno es responsable de lo que hace. Queda ahí. Todavía sostengo los códigos", se excusó Osella para no hablar acerca de lo sucedido.

   Montero ni siquiera dijo una palabra. El entrenador de Colón no realizó la conferencia habitual posterior a un partido y se fue sin abrir la boca. Ya se había expresado unos minutos antes, de la peor manera, con una agresión insólita.

"Ganamos un partido clave"

No le interesó hablar de "justicia". Diego Osella manifestó que la diferencia de ayer entre Newell's y Colón fue que el rojinegro aprovechó las oportunidades que se le presentaron y el sabalero no lo hizo. Aparte de remarcar que se llevaron un triunfo "clave", se refirió a lo que viene realizando su equipo en el torneo. "Vamos bien, nadie esperaba este presente de Newell's", señaló.

   "No sé si fue justo el resultado. Colón tuvo su momento y no lo aprovechó. Nosotros sí lo hicimos y nos llevamos el partido. Lo de la justicia es relativo. Por ahí hacés el esfuerzo y no te lo llevás", declaró.

   "Fue un partido muy duro, cambiante, contra un equipo que es fuerte y hace valer la condición de local. Creo que estuvimos acertados en los cambios y ganamos un partido clave", destacó.

   Osella admitió que en el segundo tiempo Colón los "metió" en su propio campo y consideró que los cambios que introdujo fueron determinantes. "Decidí desarmar el doble cinco y tirar un enganche atrás (con Figueroa por Prediger). La idea fue hacer una cancha ancha con Isnaldo y Figueroa", dijo.

   "En lugar de meternos atrás, hicimos cambios para ver si podíamos nivelar porque entendía que aguantar 20' más de la manera que lo estábamos haciendo perdíamos el partido", manifestó.

Cuando se lo consultó sobre una virtud del equipo, declaró: "Es paciente. Cuando la tiene que patear para arriba, lo hace. Y cuando tiene que jugar, juega. Pasan las fechas y estamos ahí".

"Vamos bien. Nadie esperaba este presente", manifestó antes de seguir disfrutando la victoria.


Comentarios